Redacción .4 mayo
En total se atendieron 726 indígenas de todas las edades. Cortesía.
En total se atendieron 726 indígenas de todas las edades. Cortesía.

Un total de 726 personas indígenas de Alto Telire en Talamanca recibieron atención médica por parte de un equipo de respuesta de emergencias (EMT) de la Caja.

Los funcionario se clavaron montaña adentro la semana pasada y constó de cuatro equipos EMT integrados cada uno por dos médicos y una farmacéutica, que trabajaron al mismo tiempo en las comunidades Bajo Bley, Piedra Meza, Beibata y Botubata, según comunicó el presidente ejecutivo de la Caja, Román Macaya.

Durante dos días los equipos dieron una atención de choque que incluyó las necesidades más urgentes como lesiones de piel, quemaduras, leishmaniasis (enfermedad parasitaria), lumbalgias (dolores de espalda) sangrados uterinos, otitis, gripes, parásitos y asma, entre otros.

Una indígena de Alto Telire tuvo que ser trasladada a San José desde Talamacanca por su estado de salud. Cortesía.
Una indígena de Alto Telire tuvo que ser trasladada a San José desde Talamacanca por su estado de salud. Cortesía.

También nueve mujeres recibieron control prenatal y se hizo un traslado aéreo al hospital Tony Facio por quemaduras. También se realizaron 23 procedimientos, entre los cuales se hizo extracción de cuerpos extraños de insectos en menores de edad. Además, se despacharon 4.877 cupones de medicamentos.

Macaya explicó que se coordinó con la red de servicios de la región Huetar Atlántica, ya que el personal que participó labora en diferentes hospitales y áreas de salud.

Varias mujeres embarazadas recibieron atención médica por primera vez. Cortesía.
Varias mujeres embarazadas recibieron atención médica por primera vez. Cortesía.

Los equipos EMT lo integran personal con preparación y formación para entrar en montaña y cada uno lleva su propio equipo de supervivencia, en este caso están bajo la coordinación del Comité Regional de Atención de Desastres y Emergencias (CRADE) de la Dirección de la Red de Servicios de Salud de la Región Huetar Atlántica.

Macaya comentó que en tiempos normales, estas giras serían de una semana, pero “por la emergencia COVID-19 se tomaron medidas de prevención como la reducción de tiempo de permanencia y la cantidad de personas. Además, de previo, todo el personal pasó por un examen médico para garantizar su condición de salud.

Nuestros indígenas quedaron con las medicinas que ocupan para el mal que fueron tratados. Cortesía.
Nuestros indígenas quedaron con las medicinas que ocupan para el mal que fueron tratados. Cortesía.

La acción formó parte del operativo de asistencia humanitaria en la que participaron varias instituciones entre ellas, la Caja, la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE), el viceministerio de la Presidencia, el Servicio de Vigilancia Aérea, la Comisión Nacional de Asuntos Indígenas (CONAI), los Comités Comunitarios Indígenas, la Cruz Roja y el Cuerpo de Bomberos.