Nacional

Caja de Seguro prueba en clínica de Tibás atención de pacientes por teléfono

Si el plan funciona se podría poner en práctica en otros centros médicos

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) prueba en la clínica Clorito Picado, de Tibás, un proyecto para atender por teléfono a pacientes de ese centro médico cuando no tienen nada grave o se les acabó un medicamento.

De esa manera aprovechan las facilidades del Expediente Digital Único en Salud (EDUS) con la idea de agilizar la atención de los asegurados que no están obligados a trasladarse hasta donde están los médicos.

La Caja ya tiene funcionando el servicio de sacar citas por teléfono y la Clorito lo hace, pero ahora decidieron ir más allá y sumar la atención de los doctores por la vía telefónica.

La clínica se apuntó al ejercicio, pero antes de empezar consultaron con líderes de la comunidad y se plantearon el reto de probar si se podría mejorar la atención recurriendo al historial médico disponible de forma digital.

El proceso de atención es muy parecido a ir en persona a una clínica. El paciente debe llamar al 905-MiSalud (905-6472-583), el operador de llamadas verifica los datos (como lo hace la secretaría de la clínica) para asegurarse de que quien llama está siendo visto en ese centro de salud. Reciben llamadas de 6 a.m. a 4 p.m.

Partiendo del supuesto de que usted no consiguió campo para una cita le ofrecerán una segunda alternativa: que un doctor lo atienda por teléfono. El médico que lo atienda seguirá una guía de consulta y le preguntará cuáles síntomas presenta, luego le dirá qué recomendaciones debe seguir o si es necesario que acuda a emergencias.

Ese sistema, informa la CCSS, ha dado muy buenos resultados en otros países.

“Se trata de un servicio de orientación vía telefónica para las personas que llamaron para sacar cita, pero no obtuvieron cupo", explicó el doctor Carlos Solano Salas, director general de la clínica Clorito Picado.

“En muchos casos hemos detectado que el paciente no tiene necesidad de la atención médica y que solo iba a sacar la cita para aclarar una duda”, agregó Solano.

Casos distintos

Es necesario aclarar que no es posible diagnosticar una enfermedad o recetar medicamentos por teléfono en todos los casos.

Eso sí, el médico puede mandar una recomendación a la clínica para que extienda una receta por 10 días si el paciente tiene males crónicos, como presión alta, ya que el asegurado no puede esperar a conseguir campo para una cita. Debe ser atendido lo antes posible.

“En este caso el médico se comunica con el personal que ayuda al paciente con su receta y se le asigna una cita”, dijo Solano.

El director del centro médico explicó que las consultas más comunes que están recibiendo por teléfono son por gripes, diarreas o vómito y dolores musculares. Ese tipo de atención ha permitido detectar a pacientes que llevan rato sin hacerse exámenes periódicos de sangre o papanicolao, necesarios para prevenir el desarrollo de una enfermedad grave.

"De momento es una prueba, el servicio aún no está disponible para las clínicas de la Caja pero si se logra demostrar que funciona se podría pensar en extenderlo a otros servicios que mejoren la atención de los pacientes", explicó Jessica Loaiza Brenes, administradora del contrato del centro de llamadas.

El plan empezó en noviembre de 2017 y según un corte hecho en abril de este 2018 lograron atender 3.829 llamadas efectivas; de ese total únicamente el 10 de cada 100 pacientes (unos 402) debieron ir a la clínica.

Ese centro médico de Tibás tiene registrados alrededor de 57.000 pacientes, de los cuales 7.000 visitan el centro médico a diario.

La Caja evalúa los resultados para ver si "se copia" el modelo en otras instituciones y de esta forma evitar que un paciente pase horas esperando a ver si alguien falta y le queda un campo disponible para que lo atienda un médico.

Según Manuel Rodríguez Arce, director de EDUS, los cambios que se han hecho en la institución con el expediente electrónico permitirían aprovechar la experiencia en otros centros médicos.

Bella Flor Calderón

Bella Flor Calderón

Comunicadora

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.