Eduardo Vega.4 mayo

Ante el considerable aumento de casos registrados en el país de covid-19 durante los últimos días, la Caja Costarricense de Seguro Social (Caja), enfocó sus mensajes preventivos contra el virus para los jóvenes.

Lamentablemente mucha de la gente que conforma esta población es la que pasa en megafiestas, pachangas, reuniones o actividades donde se arman pelotas de gente. Lo malo es que esas salidas también los convierte en el grupo que más enfermos está aportando a los hospitales del país.

Este anuncio de la Caja arranca con jóvenes en un puro fiestón. Captura de pantalla.
Este anuncio de la Caja arranca con jóvenes en un puro fiestón. Captura de pantalla.

Este fin de semana empezaron a circular tres anuncios de la Caja en sus redes sociales, con mensajes muy duros y directos, que han calado entre la gente, tanto así que muchos han pedido que los compartan en otros medios de comunicación.

En Facebook, Érika Sevilla comentó: “Deberían sacar este corto en anuncios de TV, está genial”. Ella se refiere, específicamente, al anuncio titulado “¿A qué ritmo querés terminar la fiesta?”.

Finaliza el anuncio con un joven, después de la fiesta, en una sala de hospital. Captura de pantalla.
Finaliza el anuncio con un joven, después de la fiesta, en una sala de hospital. Captura de pantalla.

En este corto, de 27 segundos de duración, inician con música electrónica y se puede observar varios a jóvenes disfrutando de un baile y muy alegres.

Poco a poco la bailadera desaparece y se ve al joven de la fiesta en una camilla, con asistencia de oxígeno y personal médico a su lado. La música le da paso al sonido de un monitor cardíaco hasta que este deja de sonar, dando a entender que el joven murió.

La muchacha prueba varias mudadas para salir de fiesta. Captura de pantalla.
La muchacha prueba varias mudadas para salir de fiesta. Captura de pantalla.

Los otros dos anuncio duran menos, 15 segundos, pero son un duro golpe a la realidad. En uno sale una muchacha y en otro un joven, que posan frente a un espejo y no se les ve la cara porque tienen un celu frente a su rostro.

En pocos segundos aparecen con diferentes mudadas, dejando claro que se preparan para irse de pachanga. Al final del corto ambos aparece con una bata de hospital.

“Vos elegís la ropa de salida, nosotros la de entrada”, se puede leer en un texto con un fondo negro. “Cuídate”, es la frase final que aparece encima de tres círculos que traen los mensajes: lavado de manos, distanciamiento y mascarilla.

Si se contagia de covid, la muchacha joven, no va a poder elegir la ropa, le toca la bata de hospital. Captura de pantalla.
Si se contagia de covid, la muchacha joven, no va a poder elegir la ropa, le toca la bata de hospital. Captura de pantalla.
No hay superhéroes

Debido a que los anuncios ha tenido muy buen acogida, La Teja buscó a Gabriela López Regidor, jefa de mercadeo de la dirección de comunicación de la Caja, para que comentará más detalles sobre estos anuncios.

López comentó que en las últimas semanas los casos de contagios y hospitalizados por covid-19 han crecido mucho y una gran cantidad de jóvenes son los que se están enfermando, por eso consideraron que era el momento de llamar la su atención.

–¿Cree que los jóvenes aceptarán el mensaje?

El año pasado los que aportaron los enfermos y la mayoría de fallecidos fueron los adultos y los adultos mayores, pero ahora son los jóvenes. Ellos se están dando cuenta que tampoco están exentos, que no son superhéroes de acero a los que el coronavirus no afecta.

–¿Por qué los anuncios tienen relación directa con fiestas?

En la Caja observamos el tema de las megafiestas clandestinas. Entendimos que al joven le gusta la fiesta, pero no es el momento de enfiestarse y tenemos que ser responsables. El mensaje es directo, ya que damos a entender que por una fiesta pueden terminar con un contagio y hasta morir.

Las ideas nacen totalmente en la Caja, con la gente de mercadeo y comunicación. Cortesía.
Las ideas nacen totalmente en la Caja, con la gente de mercadeo y comunicación. Cortesía.

–¿Por qué tan duros y directos?

Es un llamado directo a la conciencia de la población joven, que entiendan que ellos no son invencibles, que al igual que los abuelitos, también se enferman y mueren, de hecho está pasando.

–¿Son anuncios solo para jóvenes?

Sí. Durante 14 meses les hemos hablado a los adultos y como la labor de la Caja es educar a la población, decirle qué hacer y cómo hacerlo, entendimos que llegó el momento de hablarles a los jóvenes, debido al incremento de contagios y hospitalizaciones.

Con anuncios cortos y fuertes la Caja quiere llegarle a los jóvenes para que no se vayan de fiesta

–¿Por qué solo tienen los anuncios en Instagram y Facebook?

Es donde conviven más los jóvenes de acuerdo a nuestros datos. Los pusimos justo donde ellos más tiempo pasan.

–¿Los anuncio los hizo la Caja o fue una agencia de publicidad la de la idea?

Todos los mensajes que se han publicado y se publican en redes sociales son hechos íntegramente por personal de la Caja, en el departamento de mercadeo y muy de la mano con el departamento de comunicación. Desde que nace la idea, hasta la publicación, todo es producto de la Caja.

De acuerdo al tipo de anuncio, así se tiene que trasladar a diferentes lugares. Cortesía.
De acuerdo al tipo de anuncio, así se tiene que trasladar a diferentes lugares. Cortesía.

–¿Seguirán con anuncios solo para jóvenes?

Nos movemos al ritmo que se mueve la pandemia. En esta ocasión fue el joven, antes el adulto, puede ser que también necesitemos hacer para niños o volvamos a los adultos mayores. Será la pandemia la que nos marque el camino, aquí lo fundamental es informar y educar.

Un anuncio de 30 segundos se puede llevar dos días de mucho trabajo. Cortesía.
Un anuncio de 30 segundos se puede llevar dos días de mucho trabajo. Cortesía.

–¿Qué se viene para mayo?

En abril se trabajó cómo convivir de manera segura en casa, en la comunidad, en el trabajo, así que para mayo la estrategia será dirigida a la convivencia segura en el trabajo con mensajes como mantener las distancia, respetar los horarios, la cantidad de personas cuando se come en grupo, entre otros temas.