Franklin Arroyo.3 julio

La Caja Costarricense de Seguro Social le pide a su personal que no vaya a huelga este jueves, tal y como lo anunció la Unión Nacional de Empleados de la Caja y la Seguridad Social (Undeca).

Las autoridades quieren que sirvan de algo los acuerdos que se tomaron en febrero y recalcó que el costarricense sufrió mucho con las protestas como para tener que aguantar inconvenientes en el servicio de salud.

La marcha finalizará en la sede central de la caja. Foto: Rafael Pacheco
La marcha finalizará en la sede central de la caja. Foto: Rafael Pacheco

Tanto el presidente ejecutivo de la CCSS, Román Macaya, como el gerente general de la institución, Roberto Cervantes, pretenden impedir el movimiento mediante la negociación.

30 áreas de salud nuevas piensa construir la Caja con un fideicomiso

El doctor Macaya hizo un llamado a los trabajadores para que mantengan abiertos los servicios en todos los rincones del territorio nacional, de manera que la población no tenga que sufrir más, pues a su juicio, una huelga lo único que hace es agitar las aguas y realmente lo que se está buscando es la solución a las necesidades del sector laboral.

Explicó que la Caja está trabajando a un ritmo vertiginoso y que sería lamentable detener la labor del personal.

Undeca convocó a sus agremiados a las 9 a. m. de este jueves para concentrarse en el parque La Merced y de ahí marchar hacia el Ministerio de Hacienda y finalizar frente al edificio de la Caja, sobre avenida Segunda.

A la convocatoria se unieron el Bloque Unitario Sindical y Social Costarricense (Bussco) y el Sindicato Nacional de Enfermería (Sinae).

La demanda de los sindicatos de la salud es la constitución de una mesa de diálogo y negociación que atienda las demandas de los diversos actores sociales, incluyendo la atención de los grandes problemas que afectan al personal del sector público.