Keyna Calderón.12 septiembre

Si se trata de fervor patrio, la comunidad de calle Jiménez, en Loyola, en San Nicolás de Cartago le gana a muchas.

Este barrio se organizó para decora 200 metros de su comunidad por el mes de la Independencia, específicamente pintando los postes de electricidad y colocando banderas. El 14 de setiembre harán venta de comidas típicas.

Santiago Barquero es el artista que le puso color a los postes. Foto: Suministrada por Keyna Calderón
Santiago Barquero es el artista que le puso color a los postes. Foto: Suministrada por Keyna Calderón

“Tenemos un grupo organizado pro-mejoras y de seguridad comunitaria y tenemos como tradición adornar la calle para fechas especiales y Navidad. La idea la trajo un vecino y dos señoras que contactaron al artista que es de Llano Grande de Cartago”, comentó José Ángel Maroto, presidente del grupo organizado de calle Jiménez y miembro de la Asociación de Desarrollo de Loyola.

En total se pintaron siete postes y colocaron 12 banderas. Todo lo planearon desde hace tres meses y se ayudaron con un bingo familiar, venta de comidas y una rifa.

La guaria y la bandera son parte de los diseños. Foto: Keyna Calderón
La guaria y la bandera son parte de los diseños. Foto: Keyna Calderón

Todo empezó hace 38 años cuando se construyeron las casas de ese sector y los vecinos se unieron para arreglar las calles por motivo de un Corpus Christi.

El artista se llama Santiago Barquero y lo recomendó una vecina porque él también ayuda a elaborar las carrozas para las pasadas de la Virgen de Los Ángeles.

La Virgencita de los Ángeles también adorna los postes. Foto: Keyna Calderón
La Virgencita de los Ángeles también adorna los postes. Foto: Keyna Calderón

Don Santiago inició el trabajo el lunes 2 de setiembre y terminó el sábado 7, en promedio pintó uno por día.

“Nosotros tenemos como objetivos hacer un ambiente agradable, contribuir con el medioambiente para tener una mejor calidad de vida y resaltar nuestros símbolos nacionales. Mantener nuestras tradiciones y dejar un legado a nuestra niñez y juventud”, agregó Maroto.

Las casitas típicas no podían faltar. Foto: Keyna Calderón
Las casitas típicas no podían faltar. Foto: Keyna Calderón

Víctor Monge vive a poca distancia de esta calle y disfrutó fotografiando este arte. “Ellos tienen un espíritu diferente al resto de los tareños, siempre se preocupan por celebrar fechas importantes, son muy organizados”.