Por: Franklin Arroyo.  Hace 4 días

Más de cien costarricenses en camiones están retenidos del lado de Nicaragua y sufren un verdadero drama para cumplir incluso sus necesidades básicas.

Los transportistas quedaron atrapados por el bloqueo de carreteras llevado a cabo por grupos opuestos al gobierno de Daniel Ortega y que en total, mantienen a unos 5.000 camioneros de toda la región sin poder avanzar.

Francisco Quirós, presidente de la Cámara Nacional de Transportes de Carga (Canatrag), manifestó su gran preocupación por las condiciones de algunos de los choferes.

“Los peores casos son de compañeros que padecen enfermedades crónicas, como diabetes e hipertensión y que se están empezando a quedar sin el medicamento para cuidar su salud”, dijo.

Al menos hay unos cinco mil furgones que no pueden salir de Nicaragua, más de cien son ticos. Foto: Cámara Nacional de Transporte de Carga.
Al menos hay unos cinco mil furgones que no pueden salir de Nicaragua, más de cien son ticos. Foto: Cámara Nacional de Transporte de Carga.

Pero no es todo, los ticos retenidos ya van por diez días sin tener condiciones para asearse o para hacer las necesidades fisiológicas. Muchos la han tenido que hacer a la orilla de la calle, añadió Quirós.

Los transportistas tiene poco acceso al agua y a la alimentación adecuada, lo que se suma a la serias carencias que sufren.

“De Nicaragua ya nos hicieron la solicitud de no enviar mercancía con destino final o tránsito a ese país porque el sector transporte está en un paro técnico”, dijo Quirós.

Poco efecto

Arlin Alfaro, del Consejo Nacional de Producción, comentó que el producto que más entra de allá para acá es el frijol, pero aún no se ha dado un efecto visible, como faltante, por ejemplo. Este martes hicieron la consulta a varios importadores, pero no habían recibido respuesta. “Es uno de los meses en que menos frijol entra. Creemos que de momento no pasa nada”, comentó Alfaro.

Los que sí la están viendo fea un toque son los exportadores.

“Hemos dejado de enviar 120.000 pollitos vivos y 360.000 huevos a Nicaragua, debido a los cierres. Tenemos 264.000 libras de productos perecederos exclusivos para Nicaragua que están a la espera de que se reanude el tránsito antes de que venzan”, dijo Jorge Calderón, vicepresidente de Asuntos Corporativos de Cargill para Latinoamérica (Pipasa).

Mientras tanto, el sector industrial también está teniendo pérdidas porque no pueden exportar a Nicaragua, El Salvador, Honduras y Guatemala.

Enrique Egloff, presidente de la Cámara de Industrias de Costa Rica, mostró su preocupación y dijo que valoran sustituir, aunque sea de forma temporal, los furgones por un transporte naviero.