Eduardo Vega.13 noviembre

La revista estadounidense Time, muy reconocida internacionalmente, seleccionó al presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, y al cantante puertorriqueño de trap Bad Bunny, como dos de los 100 personajes más influyentes del planeta.

La publicación norteamericana, en una nota que escribió el exsecretario general de las Naciones Unidas entre el 2007 y el 2016, Ban Ki-moon, le reconoce al mandatario costarricense que se ha mantenido atento y luchando contra el cambio climático.

“Me honra representar el legado de muchas personas que, a través de nuestra historia, han construido en este pequeño país una enorme convicción por nuestro medioambiente que hoy le habla al mundo”, escribió el presi en Face.

El reconocimiento de las 100 personalidades se dio en campos como la ciencia, salud, política, arte y negocios.

Carlos Alvarado fue destacado por la conocida revista Time.
Carlos Alvarado fue destacado por la conocida revista Time.

En cuanto al mandatario costarricense, la revista destacó es su plan integral de descarbonización.

“La descarbonización es una responsabilidad histórica, coherente con nuestro legado”, había dicho el presi haciendo referencia a decisiones trascendentales tomadas por Costa Rica hace 70 años, como abolir el ejército, crear el sistema de Seguridad Social Universal e impulsar un modelo de energía limpia y renovable.

Por el lado de Bad Bunny (su nombre real es Benito Antonio Martínez Ocasio), la nota que lo presenta la escribió el también cantante Ricky Martin, quien le reconoce su influencia mundial en la música.

Para Martin, esto queda reflejado en las casi seis mil millones de veces que se han reproducido los videos de Bunny en YouTube.

“Gracias a sus letras provocativas, canciones de fusión de género y colaboraciones impactantes con todos, desde Drake hasta Diplo. Es un verdadero músico que habla el idioma de la juventud, y los fanáticos prestan atención”, afirma Ricky en la nota.

Demasiada risa

El pasado 11 de octubre, el cantante Esteban Gómez, conocido en el medio como Gonín, publicó un video bien vacilón, en el que enseñó en dos pasos cómo cantar como Bad Bunny.

En el primer paso dijo que había que poner la voz como cuando nos burlamos de la forma de hablar de alguien y el segundo es meterle el 100% al Autotune, que es una aplicación de computadora que mejora la voz y hace que cualquier “Chimoltrufia” cante como Yuri.

Por eso contactamos a Gonín, quien se murió de la risa cuando se enteró que en la lista de personas más influyentes del planeta juntaran a nuestro presi y a Bad Bunny.

“Me sigo riendo, pero cuando paro me surge la pregunta: ¿entonces la influencia de qué es? No entendí.

“Bad Bunny en sus canciones es puro sexo, drogas y violencia, no canta nada positivo. Claro, es exitoso mundialmente, eso es imposible de desconocer, pero su influencia en la gente, en los jóvenes, es bien negativa. Me extraña que lo pusieran en una misma lista con nuestro presidente. Al menos a mí Bad Bunny no me ha influenciado en nada, no lo escucho, no me gustan sus mensajes”, comentó el alajueliteño.

Bad Bunny también figura en la lista como uno de los 100 más influyehtes del mundo. Foto AFP.
Bad Bunny también figura en la lista como uno de los 100 más influyehtes del mundo. Foto AFP.
Hay que aprovechar

El politólogo Gustavo Araya destacó la importancia de estar en esa lista.

“Demuestra que los procesos mundiales de selección están cambiando radicalmente. Ya se acabó aquello de ver personalidades sólidas y sobresalientes, nos damos cuenta que un país subdesarrollado, débil, pero con una propuesta humilde y muy racional, logra destacar.

También le pedimos opinión sobre el tema de Bad Bunny junto a Alvarado.

“Es una evidencia del cambio total que ha tenido la sociedad globalizada en la cual influye cualquiera. Ya no son tiempos en que solo los científicos o grandes líderes influían, ahora cualquiera, el vecino de la esquina, puede ser considerado influyente”, aseguró.

Convertir en plata. Con respecto al reconocimiento de país como protector del ambiente, el politólogo Gustavo Araya espera que se pueda transformar eso en dólares para todas las familias humildes que viven de los turistas que a diario nos visitan de todo el mundo. “La distinción nos obliga a preguntarnos qué sucede con el mundo, qué están dejando de hacer los otros países que sí está haciendo Costa Rica en materia ambiental. Es un reconocimiento al trabajo de muchos años en este país, no es un tema solo del presidente actual. Cómo lograremos sacarle buen provecho a este reconocimiento de una revista mundial y famosa que nos pone en el ojo de todo el planeta”.