Eduardo Vega.2 abril, 2018
La prensa llegó tempranito este lunes a las afueras del residencial donde vive Carlos Alvarado, en Santa Ana. Foto: Eduardo Vega
La prensa llegó tempranito este lunes a las afueras del residencial donde vive Carlos Alvarado, en Santa Ana. Foto: Eduardo Vega

El presidente electo de Costa Rica en segunda ronda, Carlos Alvarado, del Partido Acción Ciudadana, no aparece en su casa del residencial Vistas a la Colina, en Santa Ana, y el candidato perdedor, Fabricio Alvarado, del Partido Restauración Nacional, tampoco se deja ver.

Los periodistas llegaron desde tempranito este lunes a las casas de ambos y lo divertido de la situación es que los voceros de Carlos y de Fabricio ni siquiera saben dónde están. Aseguran que tratan de contactarlos, pero no los encuentran.

Al ser las 8:20 de la mañana de este 2 de abril, ni el ganador ni el perdedor de la segunda ronda electoral han dado la cara, por más que la prensa lo ha pedido.

Dicen algunos cuentos de camino que Carlos le prometió a la mamá que de ganar irían a darle gracias a La Negrita a Cartago y podría ser que a las 11 de la mañana el líder del PAC llegue a la basílica de Nuestra Señora de los Ángeles.

Aunque Fabricio no se asoma, parece que se encuentra en el hotel Parque del Lago, cerca de La Sabana, debido a que un equipo de La Teja vio a Mario Redondo, exjefe de campaña de Restauración Nacional, ingresar a ese lugar alrededor de las 9:30 de la mañana.