Redacción .15 febrero
Los limonenses iniciaron la celebración el pasado jueves 13 de febrero con un recorrido por las calles del cantón. Foto: Tomadas del Facebook de la Catedral de Limón
Los limonenses iniciaron la celebración el pasado jueves 13 de febrero con un recorrido por las calles del cantón. Foto: Tomadas del Facebook de la Catedral de Limón

La celebración del año jubilar por el centenario de la provincia eclesiástica de Costa Rica iniciará este domingo 16 de febrero.

Esta es una gran fiesta del pueblo católico que no todos los países tienen el privilegio de celebrar.

"El año jubilar es un momento de gracia y bendición que no debe quedarse en lo histórico, sino que debe trascender a la vida pastoral de la iglesia en Costa Rica”, dijo el obispo de Limón, monseñor Javier Román, el jueves, durante la conferencia de prensa donde se anunció el festejo.

El 16 de febrero de 1921, con la bendición del papa Benedicto XV, nace la provincia eclesiástica costarricense con la creación de las diócesis de San José y Alajuela, además del vicariato apostólico de Limón (que se convirtió en diócesis en 1994).

Precisamente esos tres lugares serán las sedes jubilares durante este año y en sus catedrales los fieles católicos podrán obtener gracias espirituales y el perdón.

Esta es la puerta santa, en donde se le perdonarán sus pecados a los católicos durante este año jubilar. Foto: Tomadas del Facebook de la Catedral de Limón
Esta es la puerta santa, en donde se le perdonarán sus pecados a los católicos durante este año jubilar. Foto: Tomadas del Facebook de la Catedral de Limón

Aunque el festejo arranca oficialmente este domingo, el jueves se hizo la primera celebración en la catedral limonense porque fue en esta provincia donde fray Alejandro realizó la primera misa en Costa Rica en 1502, con la llegada de Cristóbal Colón.

Luego le corresponderá el turno a la Arquidiócesis de San José. El 19 de julio se hará una concentración nacional en la catedral metropolitana.

En febrero del otro año se cierra el centenario con el Congreso Eucarístico Nacional en la diócesis de Alajuela.

“Queremos rescatar algunos rostros de personas, laicos y sacerdotes que forjaron la vida de la iglesia y la vida de fe en el país”, explicó el padre Jafet Peytrequín, miembro de la comisión del centenario.

Y como no hay fiesta sin queque, este lo partieron en la catedral de Limón. Foto: Tomadas del Facebook de la Catedral de Limón
Y como no hay fiesta sin queque, este lo partieron en la catedral de Limón. Foto: Tomadas del Facebook de la Catedral de Limón

Costa Rica tuvo que esperar casi 400 años para conseguir su reconocimiento como provincia eclesiástica independiente.

Desde la creación de la provincia de Costa Rica por parte de la corona española en 1565 y hasta 1850, la iglesia tica quedó bajo la jurisdicción de la diócesis de León de Nicaragua.

Luego, gracias al papa Pío IX, la diócesis de San José pasa a la jurisdicción de la sede metropolitana de Guatemala hasta 1921.

Para promover una acción pastoral común en varias diócesis vecinas, según las circunstancias de las personas y de los lugares, y para que se fomenten de manera más adecuada las recíprocas relaciones entre los Obispos diocesanos, las Iglesias particulares se agruparán en provincias eclesiásticas delimitadas territorialmente

¿Qué es una provincia eclesiástica?
Varias diócesis agrupadas territorialmente se consideran una provincia eclesiástica. Según el Derecho Canónico, tienen el objetivo de promover una acción pastoral común y para que se fomenten las relaciones entre obispos cercanos. La de Costa Rica es conformada por las diócesis de: San José, Alajuela, Limón, San Isidro de El General, Tilarán, Ciudad Quesada, Puntarenas y Cartago.