Eduardo Vega.10 marzo, 2020

Hubo tremenda alegría este martes en el hogar de ancianos de Piedades de Santa Ana porque su inquilino más popular, Chepito, cumplió 120 años este 10 de marzo, algo que lo mantiene como el tico con más edad de la historia. Por ese motivo le hicieron un fiestón.

Don José Uriel de Los Ángeles Delgado Corrales, es el nombre de pila de este roble, que sigue pochotón hasta para pegarse una bailadita, porque le encanta el “dancing” y también el queque, por eso se alegra demasiado en sus cumpleaños, porque puede darse el gustico con el pastel.

La hermana Dediany Dimatteo Pérez, es una de las que cuida a Chepito en el hogar de ancianos de Piedades de Santa Ana. Foto Melissa Fernádez.
La hermana Dediany Dimatteo Pérez, es una de las que cuida a Chepito en el hogar de ancianos de Piedades de Santa Ana. Foto Melissa Fernádez.

En el hogar de ancianos nos contaron que Chepito, junto a sus compañeros, hace ejercicio, participa de todas las actividades recreativas y vive rodeado de mucho cariño, amor y buena alimentación.

Puras tejas está la salud de este centenario costarricense. Es tan fuerte que, en octubre de 2018, fue operado para quitarle una hernia que le daba problemas para comer y a los pocos días estaba otra vez caminando y bailando.

Chepito llegó al hogar en 1995 con 95 años. Ese mismo año las autoridades del hogar visitaron el Registro Civil para sacarle la cédula a este longevo tico, quien tiene una lucidez mental que se la desea cualquiera. Él recuerda perfectamente quiénes son sus papás y sus hermanos, así como el lugar de nacimiento. El Registro confirmó que nació en 1900 y que no tuvo esposa ni hijos.

El problema para que Chepito sea declarado mundialmente como uno de los más viejitos es que no hay registro de cédulas o ingresos a hospitales, para confirmar con toda claridad su edad y eso es lo que pide la gente de los Récord Guinness.