Nacional

China reabrió su embajada en Nicaragua

Gobierno nicaragüense no tenía embajada en China desde 1990, cuando rompieron relaciones

China reabrió, el último día del 2021, su embajada en Nicaragua.

La apertura ocurre semanas después de que ambos países restablecieran relaciones interrumpidas desde 1990, informaron fuentes oficiales.

“Son ustedes bienvenidos a nuestra Nicaragua... con la certeza de que ambos países tenemos por delante un futuro de éxitos y victorias en nuestras relaciones de hermandad”, manifestó el canciller nicaragüense Denis Moncada, durante el acto de apertura.

Esta captura de pantalla tomada de un video difundido por la estatalTelevisión Central de China (CCTV) el 10 de diciembre de 2021 muestra a Laureano Ortega Murillo (izq.), hijo del presidente nicaragüense Daniel Ortega y asesor presidencial de Inversiones, Comercio y Cooperación Internacional, saludando al viceministro de Relaciones Exteriores de China, Ma Zhaoxu, durante una ceremonia en Tianjin, después de que Nicaragua anunció que había cambiado su lealtad diplomática de Taiwán a China. STR CCTV/AFP

China abrió su embajada tres semanas después de que restableció relaciones con Nicaragua, luego que, de la noche a la mañana, las deshiciera con Taiwán; una isla considerada por Pekín como parte de su territorio.

El jefe de la diplomacia nicaragüense calificó como “memorable” la reapertura de la embajada de Pekín en Managua.

La legación diplomática estará a cargo del embajador Yu Bu, quien inauguró las nuevas instalaciones junto a Moncada, el asesor para las inversiones, Laureano Ortega, hijo del presidente Daniel Ortega, y otros funcionarios del gobierno nicaragüense.

Nicaragua restableció relaciones diplomáticas con China el 9 de diciembre y dio por terminada su relación con Taiwán, tras reconocer que “en el mundo existe una sola China” y que su gobierno representa a toda la nación asiática.

En 1985, el gobierno del presidente Daniel Ortega, durante la revolución sandinista, estableció por primera vez relaciones con Pekín. En 1990, fueron interrumpidas por la administración de la expresidenta Violeta de Chamorro, quien las asumió con Taiwán.

Moncada destacó que estas relaciones son “sobre la base de los principios de la Carta de la ONU y del Derecho Internacional de respeto mutuo a la soberanía, la no injerencia en los asuntos internos, la dignidad e integridad territorial de los Estados”.

Las nuevas relaciones Managua-Pekín se dan en momentos en que Estados Unidos y la Unión Europea intensifican sanciones contra el gobierno de Ortega, que obtuvo un cuarto mandato consecutivo en las elecciones del 7 de noviembre mientras sus principales rivales se encontraban presos.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.