Bryan Castillo.21 junio, 2018
A serpientes venenosas estuvo expuesto el menor. Foto: Archivo.
A serpientes venenosas estuvo expuesto el menor. Foto: Archivo.

El niño de 6 años abandonado por su tío este martes en el desierto de Arizona estuvo expuesto a peligros que pudieron acabar con su vida.

De acuerdo con el exdirector del hospital Nacional de Niños Rodolfo Hernández, lo ocurrido con este menor de edad es un milagro.

“En estos lugares las temperaturas durante el día son bastante altas y si una persona no tiene agua se deshidrata fácilmente y podría ocasionar la muerte en cuestión de 72 horas. También se podría presentar un daño en los riñones por no estar hidratado”, aseguró el médico.

“Caso contrario ocurre en la noche, los desiertos por naturaleza son calientes durante el día pero por las noches es frío. Por dicha él no estuvo expuesto al frío porque también pudo haber desarrollado algún cuadro de hipotermia que también es causante de muerte”, añadió.

Hernández apuntó otro peligro: los animales. En este lugar es común observar pumas y vive el Jaguar de Arizona.

“La mayoría de estos lugares tiene especies como culebras o alacranes que son venenosos y que con una picadura podrían causar hasta la muerte", añadió.

Según el médico, una persona podría vivir más de una semana sin comer, mientras que sin tomar agua solo aguantaría tres días.

El pequeño fue rescatado en la ciudad de Luckeville por agentes migratorios de este lugar y fue llevado a un albergue en la ciudad de Tucson, también en Arizona.