Yenci Aguilar Arroyo.19 agosto
La vacuna contra el sarampión y el tétano se aplicaron al 94% de la población. Estos medicamentos se colocan en su mayoría en Ebais y clínicas. Albert Marín.
La vacuna contra el sarampión y el tétano se aplicaron al 94% de la población. Estos medicamentos se colocan en su mayoría en Ebais y clínicas. Albert Marín.

En el 2018 casi todos los niños del país fueron vacunados contra enfermedades como polio, el sarampión y la hepatitis B.

De acuerdo con la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) la cobertura de vacunación en los niños fue de más del 90%, con lo que cerca de los 961 mil chiquitos que viven en el país fueron protegidos contra diversos padecimientos.

En el caso de la vacuna pentavalente (que previene contra polio, difteria, tosferina y el tétano) la cobertura fue del 94%, en hepatitis B fue del 94.8%, 96.8% en la vacuna contra el neumococo, contra la varicela se vacunaron al 96.4% de los niños y con respecto a la vacuna contra el sarampión y el tétano, abarcaron el 94%.

961 mil niños entre 0 y 12 años viven en Tiquicia

Leandra Abarca, coordinadora del programa de Inmunizaciones de la Caja destacó que esos porcentajes brindan seguridad a la población, puesto que la protegen contra al menos 19 enfermedades que en otras épocas produjeron dolor y muerte en Tiquicia.

Por otro lado, Mario Ruiz, gerente médico de la CCSS comentó que el éxito de la vacunación se traduce en salvar vidas y en el bienestar de la población y en marzo pasado se reflejó cuando pese a que ingresaron personas con sarampión, la población costarricense no se vio afectada, gracias a la extraordinaria punzada que se hizo contra ese mal.

Para este año, las autoridades invirtieron unos ¢12.617.7 millones en la compra de estos medicamentos y de enero a julio se aplicaron 2.141.823 vacunas en el país para niños y adultos.