Marcelo Poltronieri.8 mayo

Juan Pérez jamás pensó al empezar sus recorridos en bicicleta, hace unos seis años, que esa aventura deportiva lo iba a llevar a hacer historia al ritmo del pedaleo.

Él fue uno de los ciclistas que este martes escoltó el bus de hidrógeno que transportó a Carlos Alvarado desde La Sabana hasta la plaza de la Democracia y eso lo dejó superfeliz.

Juan llegó bien temprano a La Sabana a esperar al futuro presidente bien identificado con los colores patrios.

Se puso un traje rojo de ciclista, guantes con el escudo de Costa Rica y las medias eran blanco, azul y rojo.

"Esto va a quedar para la historia, Costa Rica es el primer lugar donde el presidente va a ser escoltado por bicicletas", dijo todo emocionado.

Los ciclistas recorrieron desde La Sabana hasta la plaza de la Democracia para respaldar al nuevo presidente. Foto: Graciela Solís
Los ciclistas recorrieron desde La Sabana hasta la plaza de la Democracia para respaldar al nuevo presidente. Foto: Graciela Solís

Al igual que él, centenares de cleteros formaron el grupo que siguió a Alvarado hasta el lugar donde asumiría el poder.

Carolina Hidalgo (vestido blanco), lideró un grupito de ciclistas. Foto: Cortesía Carlos Jiménez
Carolina Hidalgo (vestido blanco), lideró un grupito de ciclistas. Foto: Cortesía Carlos Jiménez
No fue el único

Las bicicletas tuvieron su puesto histórico en este traspaso de poderes no solo por la escolta que le hicieron al nuevo presidente, sino porque Carolina Hidalgo, presidenta de la Asamblea Legislativa, le dio un lugar especial.

Hidalgo llegó a la plaza de la Democracia en cleta, en full vestido blanco, tacones y con el pelo amarrado.