Eduardo Vega.22 enero

Cinco jóvenes mujeres eran compañeras de trabajo en una empresa que las despidió a todas al mismo tiempo, por culpa de la pandemia, y eso provocó que lejos de sentarse a llorar unieran fuerzas para crear una cooperativa.

Cinco amigas despedidas al mismo tiempo se unieron para crear Coopemente. Cortesía.
Cinco amigas despedidas al mismo tiempo se unieron para crear Coopemente. Cortesía.

Silvia Leiva Romero, Carol González Arias, María Pía Salinas Bruno, Ana Lucía Gonzalez Ureña y Dyanne Sandoval Calvo llamaron a este emprendimiento Coopemente y es un centro de enseñanza en el cual dan cursos, pero también un acompañamiento sicológico en el crecimiento educacional.

Iniciaron con cursos para ayudar a jóvenes y adultos a terminar el bachillerato por madurez y III ciclo de educación abierta. En Coopemente estudian y presentan los exámenes directamente con el Ministerio de Educación (Mep).

La cooperativa cuenta con profesores especialistas en cada materia, dan una clase virtual por semana para atención de dudas. Toda la materia se encuentra en línea en la plataforma. Tienen prácticas para ir confirmando el progreso semana a semana.

Uno de los principales objetivos de estas cinco emprendedoras es que familias de pocos ingresos económicos avancen en sus sueños de estudio. Cada materia vale siete mil colones al mes. Puede matricular a través de www.coopemente.com o contactar al Whatsapp 8748-4177.