Redacción .7 agosto

Un pizzería ubicada en Santa Teresa de Cóbano, Puntarenas, fue clausurada el mismo día que la inauguraron.

El negocio fue cerrado porque la Policía recibió una denuncia de que allí se realizaba una fiesta de cumpleaños, lo cual es prohibido en esta época de pandemia.

Según las autoridades, en el fiestón había cerca de 75 personas.

Estas son fotografías de la fiesta realizada en junio. Foto: MSP para LN
Estas son fotografías de la fiesta realizada en junio. Foto: MSP para LN

Según informó el medio www.miprensa.com, la parranda ocurrió la noche de este jueves cuando la Policía Turística de Santa Teresa fue notificada, a las 9 p. m., por un gentío en el restaurante de Mal País.

En coordinación con el departamento de Patentes de la municipalidad se realizó la inspección en el sitio por lo que funcionarios municipales y oficiales de Fuerza Pública de Cóbano procedieron con la clausura del establecimiento y posteriormente elevaron un informe al Ministerio de Salud, debido al incumplimiento de las medidas sanitarias.

El pasado 28 de junio se presentó un hecho similar, en el que la Policía también frenó una fiesta de 100 personas en una casa en Santa Teresa. La mayoría eran extranjeros, de diversas nacionalidades.

La ley de Salud habilita a las autoridades sanitarias a solicitar una orden de allanamiento, en caso de que las personas se desistan a terminar la fiesta.

Buen castigo. Según el artículo 314 del Código Penal, las personas que violen los lineamientos se exponen a una pena de prisión de seis meses a tres años, cuando reincida en la actividad luego de ser notificado por la Policía.