Karen Fernández.20 septiembre
Las aceras comenzaron a construirse en el 2014, pero el cobro se hizo en el tercer trimestre del 2017 y en todo el 2018. Foto: Archivo
Las aceras comenzaron a construirse en el 2014, pero el cobro se hizo en el tercer trimestre del 2017 y en todo el 2018. Foto: Archivo

El cobro que la Municipalidad de Limón le hizo a sus contribuyentes para pagar el cambio de aceras del casco central de la provincia fue declarado ilegal.

Así lo decidió el Tribunal Contencioso Administrativo del II Circuito Judicial de San José.

Esto por un recurso de apelación presentado por doña María Isabel Monge, vecina de barrio Bella Vista, contra la muni porque le cobraron ¢46.041 por concepto de acera, cuando frente a su casa no se había construido ninguna.

El 13 de marzo del 2018 ella apeló el cobro ante la alcaldía, pero el 3 de abril le rechazaron su petición basándose en que el proyecto de reconstrucción de aceras había sido aprobado por el Concejo Municipal de Limón el 9 de octubre del 2017.

Por eso no le quedó más remedio que elevar su malestar ante los tribunales y estos les dieron la razón este 30 de agosto.

Los jueces le recordaron a la municipalidad caribeña que solamente la Asamblea Legislativa puede establecer los impuestos que se le cobran a una persona y que es prohibido, tanto para la alcaldía como cualquier otra institución, aplicar un cobro que no corresponda según ley de la República.

"Por lo expuesto, se impone acoger el recurso de apelación de la señora Monge y declarar la nulidad de la resolución N° 0027-01-2018 del 3 de abril del 2018”, dice la sentencia.

Eso sí, por ser un proceso ante el Tribunal Contencioso Administrativo, el beneficio aplica únicamente a Monge, a quien le devolverán la plata; sin embargo, sienta un precedente para que otros que se sientan afectados acudan al mismo proceso.

36 recursos administrativos se presentaron entre noviembre del 2017 y enero del 2018 para frenar el cobro y todos fueron rechazados por el alcalde.

Se llamó a la muni, pero en la alcaldía nos indicaron que ni el alcalde, Néstor Mattis, ni la vicealcaldesa se encontraban, que llamáramos el lunes.