Nacional

Consejos para padres primerizos en la entrada a clases

Tanto los niños como los padres deben prepararse para afrontar ese día

EscucharEscuchar

El próximo 6 de febrero volverán los niños a clases y entre ellos se suma un grupo de chiquitines que apenas comenzarán a dar sus primeros pasos en la vida escolar. Hacia ellos y sus padres van dirigidas las recomendaciones de un orientador para hacer esa tarea más fácil.

Algunos niños viven con ilusión la posibilidad de ingresar a materno, mientras que otros son invadidos por la ansiedad y el miedo, y esto puede hacer que no deseen que llegue ese primer día. Por eso La Teja conversó con Carlos Vinicio Jiménez, del Colegio de Profesionales en Orientación, para que les dé algunos bolados a los papitos.

Lo primero es aplicar estos consejos desde antes de que llegue el gran día.

  • Validar las emociones. Indistintamente de lo que sienta, alegría, ansiedad o miedo, validarlo. No importa el género, porque muchas veces a los niños varones se les enseña que no tengan miedo porque son hombres y no deben tenerlo.
  • Darles espacio para que expresen esas emociones y no decirles frases como “eso no es nada”, que los reprima a que en el futuro vuelvan a compartirlas.
  • Anticipe los cambios. Para que cuando llegue el día sepa qué va a pasar y es posible que la ansiedad y el miedo sean menores. Una forma de hacerlo es mediante ensayos en la casa, donde se le explique al niño, cómo lo van a ir a dejar al portón, que alguno de los de la casa interprete el papel de la maestra, que el papá interprete al niño y le enseñe cómo manejar las emociones ese día.
  • Bajar la ansiedad mostrándole desde antes fotos del centro educativo o si les es posible ir a conocerlo antes y mostrarle cuál va a ser su aula, la oficina de la orientadora, así cuando llegue ya no se va a sentir tan perdido.
  • Ayudarles a alistar el bolso, la merienda, el uniforme, explicarle quién se va a encargar de cada cosa, cómo se va a movilizar a la escuela, si es en buseta o lo llevará alguno de los padres en bus o carro particular.
  • Si un día de la semana la rutina tiene que cambiar por restricción vehicular o alguna otra situación y hay que correr más, tratar de explicarle al niño para que no se angustie y darle espacio de manifestar cómo se siente.
  • Es importante establecer los horarios de sueño, tanto del niño como del padre que lo vaya a alistar o llevarlo.
  • Cambio de las reglas. Al entrar el niño a clases, se va a encontrar con escenarios que no tenía en casa como, por ejemplo, si acostumbraba a comer en su hogar solo con cubiertos y en la escuela tendrá que hacerlo con cuchara, o qué cosas puede hacer en casa que no pude hacer en la escuela y al revés.

Cuando llegue finalmente el día de entrada a clases, estas son otras de las recomendaciones a seguir:

  • Llegar con tiempo prudencial tomando en cuenta las presas de ese día, ni muy temprano, que se le haga muy larga la espera al chiquito, ni tan tallado que no pueda ni despedirse de él en el portón.
  • Háblele con la verdad. De nada sirve decirle al niño, que se va a quedar afuera de la escuela cuando sabemos que se van a ir para el trabajo o la casa. O decirle “es un ratito”, porque le vamos a quitar la confianza en que lo que los padres o la maesta diga sea verdad.
  • Si al dejarlo en clases, hay una crisis de llanto, no usar el miedo como recurso para hacer que deje de llorar que se lo va a llevar el viejo, se va a enojar el director o le van a hacer una boleta, nada de eso funciona.
  • Los papás también pueden sentir ansiedad de si pasa algo, por eso lo ideal es tener los contactos actualizados desde el primer día, para que se puedan comunicar con usted si algo pasa. Informar en la escuela si su hijo toma algún medicamento o tiene alguna condición específica como alergias o requiere algún trato particular.
  • Es muy importante indicar desde el primer día quiénes pueden retirar al menor del centro educativo; especialmente, en los casos de familias donde haya medidas cautelares por violencia.
  • Planifique un día bonito para conmemorar esa fecha y que sea especial. Que el recuerdo de este sea agradable dentro de las posibilidades de cada familia, ver una película juntos, ir a dar una vuelta al parque, llevarlo a comer algo que le guste, sembrar un árbol juntos o hacer un dibujo, lo que más les funcione.
LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.