Ricardo Silesky.17 marzo
Epsy Campbell recordó que solo los costarricenses y residentes pueden ingresar al país. Fotos: Presidencia
Epsy Campbell recordó que solo los costarricenses y residentes pueden ingresar al país. Fotos: Presidencia

Las autoridades anunciaron este martes que aumentarán la vigilancia en la frontera con Nicaragua e iniciarán operativos para controlar los ingresos irregulares al país, todo como parte de las medidas para evitar la expansión del coronavirus.

Esto en cumplimiento del decreto del presidente de la República, Carlos Alvarado, en el que se prohíbe el ingreso de extranjeros a partir de las 11:59 p.m. del miércoles 18 de marzo y hasta las 11:59 p.m. del domingo 12 de abril del 2020.

En visita al puesto fronterizo Las Tablillas, en Los Chiles, la vicepresidenta de la República Epsy Campbell explicó que en los próximos días habrá un mayor despliegue tanto en los puestos oficiales de control, como en los llamados “puntos ciegos”.

“Hemos decidido desplazar un importante recurso policial a la frontera norte con el fin de garantizar la seguridad nacional y resguardar la salud pública costarricense.

“Estaremos incrementando la vigilancia en esta zona con apoyo de la Fuerza Pública y las Unidades Especializadas, la Policía de Fronteras, el Servicio Nacional de Guardacostas, el Servicio Nacional de Vigilancia Aérea y la Policía Profesional de Migración”, puntualizó Campbell.

Campbell enfatizó que el país únicamente permitirá el ingreso de costarricenses y residentes, quienes deberán realizar un aislamiento preventivo obligatorio por 14 días.

Los operativos serán en los puestos oficiales y en los llamados “puntos ciegos”. Fotos: Presidencia
Los operativos serán en los puestos oficiales y en los llamados “puntos ciegos”. Fotos: Presidencia
Operativos por todo lado

El director de la Policía de Fronteras, Allan Obando, explicó que los operativos incluirán vigilancia marítima, aérea y terrestre.

“La labor del Ministerio de Seguridad Pública será acompañar a la Policía Profesional de Migración para garantizar que nadie ingrese al territorio nacional de manera irregular. Reforzaremos la presencia tanto en los puestos oficiales, como en los pasos no habilitados de la línea fronteriza, en cumplimiento al mandato presidencial”, afirmó Obando.

Por su parte, la directora de Migración y Extranjería, Raquel Vargas, aseguró que si se agarra a una persona ingresando por un puesto no habilitado, los oficiales de la Policía de Migración lo capturarán y harán el correspondiente rechazo por el puesto de control migratorio más cercano.

De acuerdo con datos de la Dirección General de Migración y Extranjería, durante el mes de enero de este año, se registraron 78 mil ingresos y 49 mil egresos por los puestos de Peñas Blancas y Las Tablillas en la zona norte.