Eduardo Vega.24 junio

El presidente de la República, Carlos Alvarado, explicó este miércoles que la guerra contra el coronavirus se peleará ahora con la estrategia del martillo y el baile.

Cuidar al máximo la vida de los costarricenses es el objetivo principal y con eso en mente se luchará por equilibrar la salud de las personas y la salud de nuestra economía.

“Hoy se anuncian 147 casos, lo cual preocupa y nos hace mantener la guardia en alto. Vamos a seguir protegiendo la salud de la gente y seguiremos avanzando de manera estudiada con las aperturas de nuestra parte económica”, dijo.

En las zonas donde exista alto contagio, la vigilancia epidemiológica será bien fuerte. Foto de AFP y únicamente con fines ilustrativos.
En las zonas donde exista alto contagio, la vigilancia epidemiológica será bien fuerte. Foto de AFP y únicamente con fines ilustrativos.

Fue así como el mandatario explicó un concepto que el ingeniero francés Tomás Pueyo usó el 19 de mayo en un artículo que tituló “El martillo y el baile”. Este concepto ya se aplicó en la provincia de Hubei, China, donde nació el Covid-19 y en países como Estados Unidos, España, Perú y Argentina.

Así es la cosa...

El concepto es fácil de masticar, Pueyo, quien se volvió una autoridad mundial en la guerra contra la pandemia, explica que cuando el contagio es alto se debe aplicar una cuarentena dura, con fuertes golpes de martillo en las restricciones para aplanar la curva de contagios y así no saturar el sistema de salud.

Eso sí, esas restricciones a golpe de martillo deben ser por espacios cortos de tiempo para después irles aflojando el mecate a las limitaciones de forma controlada, algo que el francés llama la etapa del baile, en la cual se convive con el virus sin que los contagios se descontrolen y sin socar hasta asfixiar la economía.

Otros países ya han aplicado en plan de
Otros países ya han aplicado en plan de "golpear" y suavizar. AP

El presidente Alvarado explicó que, para Tiquicia, el martillo y la danza se aplicarán así: “En las zonas específicas donde la información epidemiológica determina que tenemos que llevar adelante medidas restrictivas, como las alertas naranjas u otras (como la restricción vehicular sanitaria) ahí se aplicará el martillo: mayor cierre, mayor contención para la protección de la salud.

“Pero, hay otras zonas del país donde el número de contagios es muy reducido; en esas zonas se puede avanzar, siempre que así lo disponga la información, con las aperturas, siguiendo de manera estricta los protocolos, las medidas de higiene y todo el cuidado del distanciamiento físico y demás (medidas que anuncie el ministerio de Salud)”.

Será así como bajo esta estrategia del martillo y el baile, aseguró el presidente, avanzaremos en esta tercera fase, que se tenía programada para la semana pasada y que se suspendió por los altos números de contagios en ciertas zonas, como las fronterizas, Desamparados y Alajuelita.

Cada paso, aseguró el presidente Alvarado, se dará fundamentado en los datos científicos que tienen los expertos en Epidemiología del ministerio de Salud, de la Comisión Nacional de Emergencias y de la Caja.

El martillo busca evitar que estas camas del hospital del coronavirus se llenen de contagiados graves. Cortesía.
El martillo busca evitar que estas camas del hospital del coronavirus se llenen de contagiados graves. Cortesía.

En las próximas horas las autoridades de Salud van a informar a cuáles regiones se les aplica el martillo y a cuáles el baile.

Amargo récord

El ministro de Salud, Daniel Salas, confirmó que entre el martes y ayer se registraron 147 nuevos casos positivos de coronavirus, la cifra más alta registrada hasta el momento en un solo día desde el 6 de marzo, cuando se registró el primer caso de Covid-19.

La anterior cifra más alta se había dado el pasado 19 de junio, con 119 casos. El 23 de junio era el tercer día con más contagiados, 91, y en dos días de junio --10 y 21-- se contabilizaron 86.

De las 2.515 personas contagiadas el rango de edad es de cero a 94 años. Se trata de 1.123 mujeres y 1.392 hombres, de los cuales 1.822 son costarricenses y 693 son extranjeros.

Recuperados. El país tiene la alegría de registrar 1.210 personas recuperadas de coronavirus en 72 cantones. Los casos recuperados tienen un rango de edad de cero a los 92 años, de los cuales 575 son mujeres y 635 son hombres, por edad se han recuperado 1.008 adultos, 54 adultos mayores, 137 menores de edad y 11 se encuentran en investigación.

Hay casos positivos en 78 cantones y por edad hay 1.959 adultos, 114 adultos mayores y 371 menores de edad, además, 71 se encuentran en investigación.

“El cantón de Corredores y los poblados de La Vega y Bonanza del distrito de Florencia (San Carlos), pasan a alerta naranja”, Daniel Salas, ministro de Salud.

Se registran 12 fallecimientos, tres mujeres y nueve hombres con un rango de edad de 26 a 87 años. Treinta personas se encuentran hospitalizadas, cinco de ellas en cuidados intensivos con un rango de edad de los 43 a los 61 años.