Keyna Calderón.2 noviembre

Sofía, Andrea, Melissa y Daniela León, son cuatro hermanas que salieron de su casa hechas unas hermosas calaveras.

Estas vecinas de La Aurora de Heredia fueron parte del primer Katrinas Fest que se realizó este sábado, y que continúa el domingo, en el barrio Chino, en Chepe.

Las hermanas Sofía, Andrea, Melissa y Daniela León se apuntaron a ser Catrinas por un día.
Las hermanas Sofía, Andrea, Melissa y Daniela León se apuntaron a ser Catrinas por un día.

“Quisimos compartir la cultura de México, siempre nos ha gustado ese tema, nos ha parecido interesante. El maquillaje nos salió de imprevisto, yo estudié maquillaje profesional, así que se nos ocurrió la idea de venir y participar”, aseguró Sofía, quien indicó que complementaron su look con flores naturales como claveles y limoncillos.

Estas hermanas fueron parte del fiestón que se armó en el paseo de Los Estudiantes con motivo de la celebración del tradicional Día de Muertos de México. Este domingo las actividades serán de 11 a.m. a 6 p.m.

Vera Jiménez llegó con sus hijas Daniela y Sofía, de 8 y 6 años.
Vera Jiménez llegó con sus hijas Daniela y Sofía, de 8 y 6 años.

El evento busca acercar a los ticos a una de las tradiciones más representativas de México por medio de concursos, charlas, altares, bodypaint, talleres, exposiciones, serenatas, juegos y danzas tradicionales, todo inspirado en las Catrinas.

Todo un ícono

Con más de 100 años de existir, la Catrina Mexicana es el ícono de mayor importancia; fue creada por el caricaturista José Guadalupe Posada y, originalmente, se llamó “ la Calavera Garbancera”, debido a los pobres que aparentaban ser ricos y querían ocultar sus raíces indígenas.

100 años lleva de existir la Catrina mexicana

Sin embargo, Diego Rivera la inmortalizó en su obra la Posada, bautizándola como la Catrina.

Cindy Díaz, de Tres Ríos, se apuntó a pintarse.
Cindy Díaz, de Tres Ríos, se apuntó a pintarse.

Vera Jiménez llegó con sus hijas Daniela y Sofía, de 8 y 6 años.

“Nos encanta la cultura mexicana, y queríamos participar pues a ellas les encantó la película Coco y por eso quisieron vestirse así”, dijo doña Vera, quien compró el traje y ella se encargó del maquillaje y las vinchas de las chicas.

Dora Quirós gozó durante la actividad. Carlos González/Agencia OjoporOjo
Dora Quirós gozó durante la actividad. Carlos González/Agencia OjoporOjo
Pintacaritas

Los participantes también podían pintarse la cara allí, cuesta entre 3 y 5 rojitos.

Ayran Morales, payaso de Dulce Nombre de Coronado, fue uno de los que pintó caritas.

Eliza y Emma Betancour quedaron muy lindas. Carlos González/Agencia OjoporOjo
Eliza y Emma Betancour quedaron muy lindas. Carlos González/Agencia OjoporOjo

“He pintado unas 90 u 80 personas, duro con cada uno unos cinco minutos. La gente lo hace por gusto, es muy divertido”, comentó.

Además, en el evento usted puede conseguir comida riquísima representativa de esa nación, como elotes, flor de calabaza, tacos, sopas, carne al pastor, chocolates y hasta helados relacionados con la fecha.

El barrio Chino se convirtió en tierra azteca. Carlos González/Agencia OjoporOjo
El barrio Chino se convirtió en tierra azteca. Carlos González/Agencia OjoporOjo
El pan de muertos no podía faltar. Carlos González/Agencia OjoporOjo
El pan de muertos no podía faltar. Carlos González/Agencia OjoporOjo