Franklin Arroyo.10 junio, 2019

Las paradas de buses que se colocaron al costado norte del parque central de Guadalupe tuvieron que ser trasladadas por el riesgo a contraer enfermedades a causa de las cuitas de las palomas de castilla, que abundan en el lugar.

El Ministerio de Salud mandó una orden para que se quiten las tres paradas que colocaron a un costado del parque, por lo que el Consejo de Transporte Público tuvo que correr para pasar las paradas 50 metros al oeste de donde se habían colocado inicialmente, mediante un comunicado dirigido a los usuarios.

Las paradas fueron reubicadas a un costado de la Iglesia Católica. Jeffrey Zamora.
Las paradas fueron reubicadas a un costado de la Iglesia Católica. Jeffrey Zamora.

“En el parque de Guadalupe habitan gran cantidad de palomas de castilla , especie que, por su rápida digestión y deposiciones múltiples (cuitas), inclusive en pleno vuelo favorecen la proliferación de gérmenes como: bacterias, hongos y parásitos que ponen en riesgo la salud de la población”, dice la orden sanitaria.

10 días hábiles tiene el MOPT para cumplir la orden sanitaria.

Salud explicó que entre las enfermedades que se pueden transmitir por las cuitas son: alergias, ornitosis, tuberculosis aviar, histoplasmosis, salmonellosis, parásitos, entre otros.

También la orden recordó que desde el 19 de julio del 2012 existe una orden sanitaria para eliminar las palomas, las cuales se apropiaron del parque guadalupano desde hace años.