Redacción .18 febrero

La Arquidiócesis de San José informó este jueves que el cura Rándall Villalobos Chávez, miembro de la arquidiócesis josefina, recibió una condena de ocho años de cárcel por abusos sexuales, pero el castigo aún no está en firme.

Villalobos servía en la iglesia Santa Marta de la Y Griega cuando se dieron las acusaciones en su contra. Foto: Luis Navarro
Villalobos servía en la iglesia Santa Marta de la Y Griega cuando se dieron las acusaciones en su contra. Foto: Luis Navarro

El cura sirvió en las parroquias de Los Guido, Alajuelita y la I Griega entre el 2005 y el 2013. La acusación se presentó en el 2014 tanto en los tribunales de justicia como a la Curia Metropolitana.

Este es el segundo juicio que se lleva a cabo en su contra, el primero fue anulado luego de dársele la absolutoria por certeza el 18 de junio del 2018 en los Tribunales de Pavas.

“Una vez dada la resolución de los tribunales civiles, el expediente completo será enviado a la Santa Sede para los respectivos trámites, tal y como ellos lo solicitan”, dice el comunicado enviado por las autoridades de la Iglesia católica.

Desde ese momento al sacerdote se le relevó de las responsabilidades pastorales y solo se le permitía celebrar los sacramentos en privado. Este 18 de febrero se le suspendió del ejercicio del ministerio.

La Arquidiócesis de San José afirma que mantiene su postura de colaborar en todo con las autoridades correspondientes para que se conozca la verdad y se actúe con justicia.

Asimismo --se lee en el comunicado-- reitera la solidaridad con las víctimas de abusos sexuales por parte de clérigos y mantiene el compromiso por erradicar este flagelo de la Iglesia católica.