Shirley Sandí.25 julio, 2020

Este 25 de julio la pandemia del coronavirus impedirá que se realice el tradicional consejo de Gobierno en Nicoya para conmemorar la anexión de Guanacaste.

La visita de este sábado del presidente a Guanacaste no incluirá un consejo de Gobierno ni aglomeraciones. Fotos: Mayela López
La visita de este sábado del presidente a Guanacaste no incluirá un consejo de Gobierno ni aglomeraciones. Fotos: Mayela López

Este acto siempre traía consigo reclamos por parte de ciudadanos que se apelotaban a escuchar el mensaje del presidente de la República, los cuales llegaban con cartelones y mantas.

El covid-19 se trajo esto abajo, aunque el mandatario y la primera dama sí irán este sábado a Nicoya en una corta visita donde se cumplirán las medidas sanitarias. Presentarán una ofrenda floral en el monumento a la Anexión, darán un Facebook live sobre inversiones en la región y estarán presentes en el concejo municipal, donde sí habrá un poquito de ciudadanos, para respetar el aforo.

La visita del presidente a Nicoya este año será muy diferente. Fotos: Mayela López
La visita del presidente a Nicoya este año será muy diferente. Fotos: Mayela López

Muchos dirán: “De lo que se salvó el presidente”, pues si el año pasado Alvarado se puso chiva por lo que le gritaron algunos presentes, imagínense ahora que el país y el mundo enfrentan una gran crisis y una gran cantidad de sectores están pegando el grito al cielo porque están pasando hambre.

Pero este viernes, esas voces se adelantaron y le dirigieron al mandatario unas palabras.

Solo la Cámara de Comercio dijo que el sector reporta a la fecha 137.794 trabajadores afectados (35 mil de ellos fueron despedidos, 77 mil están con jornada reducida y 35 mil con cese laboral, a un paso de ser despedidos) y con 11 días más de cierres se ponen en riesgo el arroz y los frijoles de 150 mil familias más.

Carlos Alvarado cerró su discurso del año pasado en Nicoya bastante chiva.
Carlos Alvarado cerró su discurso del año pasado en Nicoya bastante chiva.

“El comercio está en desesperación y la gente quiere y necesita trabajar. Esta crisis no es de hoy, llevamos cinco meses de desgaste masivo. Si hay que vestir a los dependientes de astronautas lo haremos, pero debemos operar. Siempre hemos sido proactivos implementando las medidas sanitarias. No creemos el falso dilema de que debemos escoger entre salud o trabajo.

“Queremos lo mejor de ambos siguiendo el ejemplo de países que lo han logrado sin aniquilar sus economías. No podemos resolver una pandemia creando otra. ¿Quién ha medido el impacto en vidas que puede generar el empleo al 30%? ¿Quién proyecta las vidas de la delincuencia, el hambre y la violencia doméstica?” dijo Allan Gerli, representante del gremio de tiendas.

Las protestas han estado a la orden del día. Esta fue el jueves y la llevaron a cabo dueños de bares. foto Alonso Tenorio
Las protestas han estado a la orden del día. Esta fue el jueves y la llevaron a cabo dueños de bares. foto Alonso Tenorio
“En los últimos días hemos visto muestras de desesperación en la población, más que nunca tenemos que unirnos para ganar esta batalla. Los gobiernos locales somos aliados valiosos que no estamos siendo escuchados, no siga pisoteándonos, no siga ignorándonos, no más recortes económicos a las municipalidades, están pisoteando la autonomía municipal. El pueblo no va a morir por la pandemia, vamos a morir de hambre, suicidios o de estrés. Necesitamos una propuesta de reactivación económica. Cambie su rumbo señor presidente, escuche el clamor del pueblo. No nos ignore”, Tobías Murillo, alcalde de Garabito.

“Vamos a tener más pandemia de hambre y desempleo que la de covid. Sí, hay que tomar las previsiones, pero no vemos en la conferencia que nos digan que no nos han olvidado, pero ni nos mencionan a los dueños o trabajadores de los bares. Todo lo han satanizado. Lo que le recomiendo como costarricense al Gobierno es que si han tomado medidas extremas, busque soluciones extremas”, Maverick Muñoz, representante de bares.

“Los restaurantes no podemos sobrevivir con el servicio a domicilio. Figúrese señor presidente que un 45% de nuestros negocios no tenían domicilio, entonces tuvieron que buscar las aplicaciones exprés como Uber, Glovo y Rappi, ¿y sabe cuánto son las comisiones? Rondan el 25% y el 35% del precio total. Eso sumado a costos de la comida, tarjetas de crédito, salarios, alquileres y servicios públicos, se van todo en costos”, Clemencia Palomo, representante de restaurantes.
“La federación de estilistas, peluqueros y manicuristas le decimos al presidente que somos 50 mil personas que trabajamos en del sector de la belleza. Necesitamos trabajar, ya hay muchas jefas de hogar que no tienen ni qué comer”, Elena Alfaro, representante de estilistas.