Shirley Sandi.13 junio
La mayoría de comida para llevar se empaca en envases de estereofón. Foto de Jorge Castillo
La mayoría de comida para llevar se empaca en envases de estereofón. Foto de Jorge Castillo

Los diputados aprobaron este jueves, en segundo debate, un proyecto de ley que impedirá la venta e importación de envases desechables hechos de estereofón.

“Este es uno de los plásticos más contaminantes que existen y prácticamente es imposible de reciclar. También se ha venido importando masivamente. Con este proyecto contribuimos a proteger el ambiente y reducir la producción de residuos innecesarios, también incentivamos la empresa local”, aseguró el diputado del Frente Amplio, José María Villalta.

La prohibición entrará a regir 24 meses después de publicada la ley en La Gaceta.

Durante esos dos años, el Estado deberá promover e incentivar que las industrias dedicadas a la importación y fabricación de recipientes, envases o empaques elaborados con estereofón busquen alternativas productivas más amigables, con ayuda de la Banca para el Desarrollo.

Villalta aclaró que la nueva ley no prohíbe el uso de estereofón en actividades donde no se ha podido sustituir, como los embalajes de los electrodomésticos, usos industriales y en donde por cuestiones de conservación o protección de los productos, no es ambientalmente posible el uso de materiales alternativos.

Violar la nueva norma será una falta leve según la Ley para la Gestión Integral de Residuos, y será sancionada con multa de uno a diez salarios base (entre ¢446.200 y ¢4,4 millones).

Las multas las harán los inspectores municipales y la plata que se recoja será para financiar actividades del plan para la gestión integral de residuos de cada cantón.