Franklin Arroyo.7 marzo

El Día Internacional de la Mujer resultó estar lleno de cinismo para Karen Andrea Víquez Solano.

Ella fue contratada en diciembre como asistente de fracción en el Consejo Municipal de Cartago y terminó siendo empleada doméstica del jefe.

Por lo menos así se desprende de la declaración jurada que dio la ofendida a los funcionarios municipales Jeanette Navarro, encargada del Área Financiera y Julio César Monge, encargado del Área Judicial.

“Cuando me contrataron me dijeron que mi lugar de trabajo era en la municipalidad, frente a Plaza Mayor, no en Los Ángeles ni en la casa de don Danny Ovares. Yo en la casa de Danny tenía que hacer oficios domésticos en el apartamento como barrer, pasar el palo de piso, tender la cama, lavar los servicios sanitarios, entregar la receta y retirar los medicamentos en la farmacia del Hospital Max Peralta, ayudar a don Danny en el proyecto de preparación de galletas”.

Según el testimonio, el jefe le reclamaba por su trabajo en la casa. “Teníamos diferencias en cómo hacer el trabajo que él me encomendaba”.

Patricia Mora dice que estas cosas no deben pasar, pero ve con buenos ojos que las mujeres se quiten el medio y acusen. Foto: Albert Marín
Patricia Mora dice que estas cosas no deben pasar, pero ve con buenos ojos que las mujeres se quiten el medio y acusen. Foto: Albert Marín

“Yo llegaba a la muni de Cartago antes de las siete de la mañana, marcaba y me iba al departamento de él y salía de allí alrededor de las tres y media de la tarde, llegaba a la muni y a las cuatro marcaba la salida”, explicó.

Estas denuncias son señales esperanzadoras porque son mujeres que rompen el silencio y ayudan a que otras mujeres den ese paso", Patricia Mora, Ministra de Condición de la Mujer

Según supo La Teja, la joven de 25 años trabajó como niñera de los hijos de Danny antes de ser contratada en la municipalidad.

Al respecto, Ovares dijo a La Nación que quien está detrás de la acusación es el alcalde de Cartago, Rolando Rodríguez, por diferencias que han tenido.

Danny señaló que la funcionaria laboró unos 10 días en su despacho como empleada de confianza. Según él, ellos pueden realizar funciones dentro y fuera de la oficina.

Según un comunicado de la Procuraduría, será el Ministerio Público el que valore si procede la interposición de un proceso penal en contra de ese servidor.

Según el abogado Gonzalo Saavedra, el delito en que pudo incurrir el funcionario se llama peculado o desvío de recursos y consiste en apoderarse indebidamente de los recursos que pertenecen al Estado, por parte de personas que pueden ejercer un control o un cuido de los mismos.

La Ministra de la Condición de la Mujer, Patricia Mora, comentó que el caso lo sabía el Inamu desde diciembre y añadió que se pusieron las denuncias correspondientes.

“Yo no conozco otro caso así con esas características, pero no atiendo yo denuncias todos los días. Sin embargo, le digo que el aporte de la mujer se subvalora. He escuchado a vicealcaldesas diciendo que les asignas funciones como de servir el cafecito, atender el teléfono. Son actos de violencia”.

Danny es funcionario de Casa Presidencial, específicamente del viceministro Agustín Castro. Se le pidió una respuesta al viceministro Castro,por correo electrónico, como indicó el periodista Otto Vargas para que se refiera al asunto. Al cierre no había respuesta.

La Fiscalía deberá valorar si procede abrir un proceso penal. Fotográfa Cristina Solís.
La Fiscalía deberá valorar si procede abrir un proceso penal. Fotográfa Cristina Solís.