Por: Redacción .  Hace 4 días
La Selección de Costa Rica iniciará su participación en el mundialde Rusia este domingo. / AFP PHOTO / EMMANUEL DUNAND
La Selección de Costa Rica iniciará su participación en el mundialde Rusia este domingo. / AFP PHOTO / EMMANUEL DUNAND

Cada cuatro años sucede en nuestro planeta el mayor evento que logra reunir a millones de habitantes como lo es: El Mundial de fútbol y en el que las expectativas de cada selección son grandes porque cada uno desea representar a su país de la mejor manera.

Otra temática que está en juego es la política porque cabe recordar que para estas fechas muchos países están enfrentando cambios de gobierno, además de los conflictos mundiales.

No obstante, vale la pena preguntarse qué tanto del ejercicio nacionalista y de la identidad que aflora en los días mundialistas se repite en la cotidianidad política, donde las estadísticas muestran altos grados de abstención, corrupción o apatía por todo lo público en continentes como Latinoamérica.

Causa gracia ver tanto consumismo en estos días, ya que la gente entra en un estado de euforia, que posiblemente sea un espejismo que se utiliza para escapar de las problemáticas sociales que las personas viven a diario.

Muchas personas se refieren al fútbol como un estado de ánimo, algo más que un deporte y así lo demuestran las aficiones acompañando a sus equipos, aunque el resultado no sea siempre el esperado. Debemos disfrutar el Mundial sin dejar de lado lo que está sucediendo en nuestro país, ya que muchas veces los políticos utilizan esto como una mampara para ocultar la realidad y no enfrentar las realidades que hunden a su nación.

Recuerde que no es una camisa lo que identifica su patriotismo, son las actitudes y la acciones positivas las que hacen que su país sea un campeón.

Laura López Azofeifa, psicóloga