Bryan Castillo.10 mayo
La diputada María José Corrales de Liberación Nacional es una fiebre sancarleña. Foto: Cortesía.
La diputada María José Corrales de Liberación Nacional es una fiebre sancarleña. Foto: Cortesía.

San Carlos está de fiesta y no es para menos, los Toros del Norte se metieron en la final de la segunda vuelta del Clausura luego de ganarle con un marcador global de 4-3 a un moribundo tigre florense al que cornearon y revolcaron con facilidad.

Esta faena la festejaron con todo las diputadas María Inés Solís del Partido Unidad Social Cristiana y María José Corrales de Liberación Nacional, quienes desde pequeñas han seguido al equipo norteño, ya que son de la zona.

Ahora ambas esperan ver a su amado club siendo campeón, un sueño que tienen desde niñas.

Solís, de 35 años, nos contó que, siendo una pequeña de seis años, más de una vez le tocó salir a la cancha del estadio Carlos Ugalde junto a jugadores de la época antes de un partido de primera división.

“Tengo un cuadro con el escudo de San Carlos en mi oficina, ahí está desde mi primer día en la Asamblea”, María Inés Solís, diputada del PUSC.

“Mi papá, Carlos Solís, era uno de los médicos del equipo, entonces cada vez que se podía yo estaba en la cancha. Eso fue en los años 90′, era algo que me gustaba bastante porque yo veía a jugadores que admiraba mucho”, contó.

Recordó que entre los ídolos de aquel entonces destacaban Gilberth Solano, Carlos “Pancita” Rodríguez y Ricardo “Pachi” Sauma.

“A mí me gustaba salir (a la cancha) con ellos porque eran los más buenos, hacían goles y eso a la gente le gustaba, además de que eran buenas personas. Creo que desde ahí también me nació el gusto por el fútbol, porque cuando estaba en el liceo de San Carlos jugaba, era defensa, de esas rudas”, destacó entre risas.

María Inés Solís tiene este cuadro en su despacho, ¿así o más fiebre? Foto: Cortesía
María Inés Solís tiene este cuadro en su despacho, ¿así o más fiebre? Foto: Cortesía

Su compañera, la legisladora liberacionista María José Corrales de 29 años, nos contó que también tiene muy buenos recuerdos con el equipo norteño, ya que su padre, don William Corrales (que en paz descansa), fue dirigente del club.

“Me acuerdo que fui a muchos estadios porque mi papá nos llevaba, desde ahí nació el amor por este equipo y lo mantendré siempre. Admiré a Andrey Campos y a Gilberth Solano, de hecho una hija de él fue compañera mía en el colegio”, añadió.

Entradas a la venta
Si usted no se quiere perder el primer partido de la final entre Saprissa y San Carlos en la Cueva, puede adquirir sus entradas en E-Ticket, Servimás y Tiendas Saprissa, así como en las boleterías del estadio. Los precios van desde los ¢4 mil hasta los ¢60 mil.
Lágrimas de felicidad

Tanto Solís como Corrales confesaron que lloraron de la felicidad al ver que su equipo le propinó un levantín mortal al temido tigre que andaba suelto, pero más que eso, las lágrimas fueron de orgullo ya que hace un año estaban disputado la final de ascenso y un año después lo hacen, pero en la de primera división.

Ellas nunca perdieron la fe, aunque sabían que ganar la serie ante el conjunto florense era algo complicado, más sabiendo que en la ida los heredianos le dieron dos estocadas a los Toros.

“Ese partido (la remontada) me generó uno de lo momentos más emocionantes que he vivido, no sé qué me pasó, pero nunca lo había sentido. Lo que rescato es el positivismo de la gente y de los jugadores que no se dieron por vencidos”, comentó Solís.

En el caso de Corrales, la vio más fea ya que se perdió parte del partido, aunque estuvo atenta a los mensajes, ya que por ahí le avisaban el marcador.

“Se me salieron un par de lágrimas, estaba en un foro que terminó a las 8:10 de la noche, luego fuimos a una cena. En ese tiempo me llegaron un montón de mensajes y tenía que contener la emoción, al final tuve que buscar un televisor para poder ver el partido porque estaba desesperada”, relató.

Cuando tiene tiempo, Solís se escapa al estuche. Foto: Cortesía.
Cuando tiene tiempo, Solís se escapa al estuche. Foto: Cortesía.
Esperan cornear al Monstruo

Las dos congresistas tienen la motivación al tope y están confiadas de que sus amados Toros no tendrán miedo de entrarle con los cachos de frente a un Monstruo que está metiendo miedo.

Corrales espera que su escuadra saque un empate 1-1 en el juego de ida que se llevará a cabo en la Cueva este domingo 12 de mayo, para luego ganar en el de vuelta (15 de mayo) en el Carlos Ugalde con marcador de 2-1 y de esa forma proclamarse campeones de un solo, sin necesidad de una gran final.

Solís fue menos atrevida diciendo que su equipo pierde 1-0 en el Saprissa pero golea 3-1 en casa.

“No voy a estar en Costa Rica para ver los partidos, pero los voy a seguir por Internet, me da mucha pena no poder estar en la celebración porque sé que en el parque de San Carlos la gente va a estar muy contenta”, mencionó Solís.

“Probablemente voy a ir a los dos partidos, al primero (en Tibás) no estoy segura si estaré, pero en el segundo sí voy a estar, soy socia del equipo desde hace muchos años así que allá estaré”, agregó por su parte Corrales.

Las dos dijeron que sienten admiración por Álvaro Saborío, Carlos Acosta, Roberto Córdoba y Rashid Chirino, quienes se han echado el equipo al hombro cuando las corridas están duras.

“Lo que esperamos es que el equipo siga con esa racha ganadora que tiene, la afición se lo merece y los jugadores también”, comentó Solís.

Finalmente, las dos sacaron pecho y dijeron que están esperando a que algún diputado morado (o morada) las rete a hacer una apuesta, esperemos a ver quién será el valiente para apostar con estas fiebres norteñas.