Shirley Sandí.29 septiembre, 2020

Con el voto a favor de 48 diputados, este martes la Asamblea Legislativa aprobó en primer debate el proyecto de ley que cambia algunas reglas en la entrega del fondo del Régimen Obligatorio de Pensión Complementaria (ROP).

Ahora solo falta que el proyecto se vote en segundo debate.
Ahora solo falta que el proyecto se vote en segundo debate.

Con esta nueva ley, los actuales pensionados y quienes se acojan a su jubilación antes del 1º de enero del 2021, podrán retirar la totalidad del fondo del ROP en dos años y seis meses. Pueden optar por dos modalidades.

Una es recibir cuotas mensuales durante 30 meses hasta agotar el saldo acumulado y la otra es el retiro acelerado que otorga el 25% de lo que ahorró cada nueve meses, recibiendo el primer pago 60 días después de aprobada la ley.

Los afiliados que se pensionen a partir del 1° de enero del 2021 y hasta el 18 de febrero del 2030, podrán retirar los fondos acumulados en un plazo igual a la cantidad de cuotas que aportó al régimen. Es decir, si aportó 50 cuotas al régimen, su acumulado se le dará en 50 pagos mensuales.

En los casos en que el monto de esa pensión complementaria para estos jubilados sea menor a un 20% de la pensión mínima del Régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), los pagos otorgados serán de ese monto, el cual se seguirá abonando hasta que se agote el saldo acumulado, sin importar la cantidad de cuotas aportadas a este régimen.

Los que se pensionen después del 2030, la propuesta de ley crea una nueva modalidad de retiro denominada “Renta temporal hasta la expectativa de vida condicionada”. La persona jubilada recibiría una mensualidad que sería el equivalente a su dinero disponible a la fecha de pensión y su expectativa de vida, lo que podría acortar el plazo de disfrute a los 85 años aproximadamente. Ese cálculo se actualizaría y ajustaría cada año.

Esto en términos prácticos, implica que disfrutaría de su pensión complementaria menos tiempo, pero con un monto mensual mayor (antes eran como del 9,5% de la pensión, ahora sería cerca de un 20%). Esta opción puede ser escogida por el resto de pensionados también.

“Esta reforma acaba con la odiosa discriminación que ha permitido que los pensionados de lujo se lleven el 100% de su pensión en un solo tracto, mientras los otros jubilados recibían pagos de polaco. Además, corrige una serie de otras injusticias que se venían cometiendo”, Eduardo Cruickshank, presidente del Congreso.

Eduardo Cruickshank, uno de los proponentes del proyecto, explicó que con este nuevo texto se mejoran las condiciones de retiro.

Justicia para fallecidos

El diputado de Restauración Nacional Carlos Avendaño, quien también impulsó el proyecto, celebró la aprobación en primer debate y dijo que se logró ganar una lucha que reforma al ROP con el claro objetivo de convertirlo en un régimen más justo y solidario.

“Celebramos que, tras estos años de análisis y discusión, se lograra entregar la pensión en un 100% a más 6.800 pensionados, se resolviera la situación para más de 33.600 familias de fallecidos que no dejaron beneficiarios, la entrega inmediata de recursos para personas con enfermedades terminales y el aumento del monto mensual de la pensión complementaria. Se está reduciendo el cálculo de edad de 115 a 85 años”, enfatizó Avendaño.

La reforma aprobada establece que los afiliados y pensionados que enfrenten una enfermedad terminal, debidamente calificada por la Caja, podrán optar por el retiro total de los recursos. Además, cuando un trabajador no se pensione bajo ningún régimen, tendrá derecho a retirar los fondos de su cuenta individual al cumplir la edad establecida.

El segundo debate de esta iniciativa está para el jueves 1º de octubre. Luego faltará la firma del presidente de la República y la publicación en La Gaceta para que entre a regir.