Nacional

Doctor tico obtiene patente para tratamiento contra el cáncer de páncreas

Terrible enfermedad podría tener sus días contados gracias a la dedicación de un médico costarricense

Escuchar este artículo

El talento tico está presente en muchos ámbitos, pero en los últimos años los gatazos de la ciencia han dejado el nombre de nuestro país muy en alto.

Uno de ellos es Christian Marín Muller, doctor en virología molecular y microbiología, quien desde hace diez años está dedicado a investigar un tratamiento que le permita combatir algunos tipos de cáncer. El mes anterior ganó un premio en Holanda como la empresa más innovadora en salud.

Su logro más reciente es haber obtenido la patente para su tratamiento contra el cáncer de páncreas. Hace algunos años también la había obtenido para el de ovarios e hígado.

Ya lleva mucho camino adelantado, pero aún faltan al menos otros dos años para poder aplicar las pruebas en humanos.

Pero para entender mejor en qué consiste su tratamiento contra esa enfermedad, La Teja conversó con el médico de 37 años, dueño de la empresa Speratum (que significa esperanza en Latín).

Desde niño tuvo claro lo que quería ser médico y que algún día buscaría la forma de curar el cáncer, aunque no tenía idea de lo que esto significaba.

El doctor no conoció a su abuelita, quien murió antes de que él naciera, debido a esa terrible enfermedad y, como no quiere que más personas pasen por eso, ha dedicado su vida a alcanzar su sueño.

- ¿Por qué eligió el cáncer de páncreas?

- Porque es una de las peores enfermedades que azotan a la humanidad, es muy difícil de tratar y hay pocas cosas que funcionen. Yo tuve la suerte y la bendición de dar con la molécula Micro ARN, que tiene un efecto muy grande en este cáncer. Esta molécula controla un montón de mecanismos que favorecen la multiplicación de las células cancerígenas y normalmente está presente en el organismo en niveles muy altos, pero cuando el cáncer ataca, baja mucho su presencia.

- ¿Cómo funciona?

- Es importante aclarar que es un tratamiento, no una vacuna. Sintetizamos las moléculas en el laboratorio, las metemos en una nanopartícula y las reinsertamos en el organismo para frenar el rápido avance de las células cancerígenas.

- ¿Dónde desarrolló la investigación, en Costa Rica o Estados Unidos?

- La primera parte de la investigación fue en Estados Unidos, donde saqué mi doctorado y desde el 2014 seguí trabajando desde acá y he logrado obtener las patentes contra el cáncer de ovario y el de hígado.

- ¿Cuánto ha durado toda la investigación?

- Llevo diez años en la investigación de este tema y desde el 2014 fundé la empresa en Costa Rica para desarrollarlo desde acá. Estamos a punto de abrir una sede en Róterdam, Holanda, porque es un país que está innovando mucho en el área biomédica.

- ¿Van a irse de Costa Rica?

- No, los holandeses nos están ofreciendo mucho apoyo por lo que vamos a abrir otro laboratorio allá, pero con el propósito de crecer y brindarle más oportunidades de éxito a la investigación.

- ¿Qué significa para usted haber obtenido la patente para el tratamiento contra el cáncer de páncreas?

- Es un primer paso de un camino muy largo, es una responsabilidad muy grande de asegurarnos hacer las cosas bien. Si tiene potencial de salvar gente, es necesario avanzar lo más posible, pero asegurándonos de hacerlo sin errores para no tener que repetir todo el proceso. No es una patente comercial, sino una que garantiza que vamos bien encaminados y nos permite obtener los recursos para seguir trabajando. Permite darle valor al trabajo y proteger la propiedad intelectual de la investigación.

- ¿Cómo ha conseguido recursos?

-Todo lo que hemos hecho ha sido gracias a inversionistas ticos que creyeron en nosotros desde un principio y que han continuado a nuestro lado. Tenemos una infraestructura muy importante con el Centro Nacional de Innovaciones Biotecnológicas (CeniBiot). Todos tenemos la misma urgencia de que salga adelante porque tiene potencial de ayudar a mucha gente.

- ¿Cuándo podría estar disponible al público?

- Estamos en la recta final de ensayos preclínicos y luego vendrán los ensayos clínicos (en humanos), pero pueden tardar unos dos años. Aún no es posible acceder al medicamento, pero con la ayuda europea que estamos teniendo, podremos avanzar al doble de la velocidad.

- ¿Tiene las mismas posibilidades de funcionar en las distintas etapas del cáncer?

- El cáncer de páncreas no se detecta tempranamente, hemos trabajado con modelos de cáncer agresivo, para ver dónde termina de trabajar mejor. Esperemos que funcione, hasta el momento hemos visto que no solo frena el crecimiento del cáncer, sino que reduce el tumor.

- ¿Podría aplicarse como vacuna para no llegar a sufrir ese cáncer?

- No, lo que hace el tratamiento es detener el avance y reducirlo, estamos haciendo los experimentos para ver qué pasa, si seguimos la terapia sin parar, sí podríamos ayudar a curarlo.

- ¿Cuál es el beneficio para Costa Rica que el tratamiento haya sido creado por un tico?

- Nosotros hemos hecho un convenio con el CeniBiot, el cual nos permite compartir conocimiento, traer oportunidades de todo el mundo. Construimos parte del laboratorio, estamos colaborando para conseguir una certificación internacional para el laboratorio que nos daría mucho prestigio. Ha sido una alianza público - privada muy efectiva. Estamos haciendo cosas que nunca se han hecho y con talento nacional, apoyados por expertos internacionales. Esperemos que después de nosotros dejemos el camino abierto para que muchos otros puedan hacerlo.

- ¿Ha establecido algún contacto con la Caja para que la institución utilice su tratamiento en un futuro en los hospitales?

- Nuestra idea es hacer que este medicamento sea accesible para todo mundo. Es un proceso muy largo, algunas cosas no están en nuestro control, pero en la empresa tenemos la misión de hacer el bien por la humanidad, y no que sea solo para gente que pueda pagar caro por él. Queremos seguir haciendo colaboraciones con el Gobierno y ser muy estratégicos de cómo asegurarnos los recursos para llegar hasta la meta sin cometer errores.

- ¿Cuál fue la etapa más dura?

-El puro comienzo porque estaba solo. Ahora tengo todo un equipo que gracias a Carao Ventures, el CeniBiot y colaboraciones de Estados Unidos y Europa. Vienen cosas muy difíciles, muchas noches sin dormir, pero va a ser algo muy bueno y todos tenemos la misma misión de querer ayudar a la gente.

- ¿Cuáles son sus próximos proyectos?

- Abrir operaciones en Europa. Estamos trabajando en el desarrollo de un proyecto interno que permitirá conseguir más propiedad intelectual, más patentes y seguir haciendo la serie de experimentos que nos falta para cumplir los proyectos regulatorios y obtener más patentes.

Karen Fernández

Karen Fernández

Periodista con una licenciatura en Producción de Medios. Forma parte del equipo de Nuestro Tema y tengo experiencia en la cobertura de noticias de espectáculos, religiosos, salud, deportes y nacionales. Trabajo en Grupo Nacion desde el 2011.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.