Shirley Sandí.24 septiembre

El pasado 15 de setiembre, funcionarios del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC) llegaron al Serpentario Monteverde para ejecutar un cierre técnico, esto como parte del operativo que realizan a nivel nacional para clausurar los lugares que resguardan vida silvestre y que se encuentran en estado irregular.

El serpentario Monteverde lleva 25 años de operar.
El serpentario Monteverde lleva 25 años de operar.

La empresa Valle Monteverde, ubicada en la provincia de Puntarenas, asegura que se realizó este cierre sin un previo aviso por escrito sobre la decisión de llevarse a los animales, además de que en ningún momento presentaron una notificación o documento legal para ejecutar un decomiso y se rehusaron a mostrar sus credenciales o identificación.

Representantes de la compañía solicitaron una medida cautelar administrativa en el momento, ya que expresaron que de proceder y continuar con el decomiso, muchos de los especímenes iban a morir en el camino.

No obstante, los funcionarios involucrados no quisieron recibirla.

“La familia Valverde, dueña del serpentario, condena y cuestiona el actuar del SINAC y demás instituciones presentes, no solo por la actuación en este procedimiento, sino también por el maltrato animal. El traslado de los especímenes expuso a las especies a un innecesario estrés, comprometiendo su sistema inmunológico, pudiendo provocar entre otras enfermedades, infecciones, parasitosis, aparición de neumonías parasitarias y demás afectaciones”, Rodrigo Valverde, gerente serpentario.

El cierre técnico ejecutado está amparado, según el SINAC y la Fiscalía General de la República, en el reglamento a la Ley de Conservación de la Vida Silvestre N°7317. Los afectados interpusieron una acción de inconstitucionalidad.

El Serpentario Monteverde fue fundado hace 25 años por Fernando Valverde Sánchez, un biólogo de profesión que comenzó este emprendimiento con la convicción de aportar a la conservación y educación de las especies de anfibios y reptiles de Costa Rica.

“Actualmente, estamos elaborando juntos con nuestros abogados, las actuaciones en la vía administrativas y judicial con el fin de llegar hasta las últimas consecuencias y sentar responsabilidades; puesto que, al parecer, existen una serie de vicios tanto formales como materiales de parte del SINAC”, afirmó Valverde.

Todo en regla

Por su parte, en el SINAC habían informado que desde hace más de seis meses están poniendo en regla los sitios de manejo animal que presentan anomalías, al amparo y en cumplimiento del debido proceso y la legalidad.

Estas acciones llegan hasta el cierre técnico de algunos sitios, cuya problemática es mayor, y esto incluye el traslado de fauna silvestre.

Según informó el Sinac los sitios deben cumplir, para su correcta operación, con requisitos como asesoría técnica de un regente de vida silvestre y atender de manera correcta las normas técnicas en el adecuado manejo de los animales, entre otras.

Cuando el caso amerita un cierre técnico, la institución notifica de previo.

Para garantizar el bienestar de las especies, se coordina el traslado a otros sitios de manejo por parte de personal con experiencia.