Karen Fernández.12 enero, 2020

Aunque este verano ha estado un poco más fresco de lo normal por los fuertes vientos que soplan los primeros días de enero, el solcito sigue picando fuerte, así que es importante que no se descuide y proteja su piel especialmente en esta época.

Si es de los que prefiere broncearse, use un bloqueador con un filtro solar alto y no lo haga en las horas más dañinas. Foto: Archivo
Si es de los que prefiere broncearse, use un bloqueador con un filtro solar alto y no lo haga en las horas más dañinas. Foto: Archivo

Muchos creen que con colocarse bloqueador con un factor de protección alto es suficiente para andar tranquilamente en la calle, bajo el sol y a cualquier hora, lo cual no es cierto.

El filtro sí debe usarse a diario para cuidar la piel, pero aún así no podemos exponernos al sol entre las diez de la mañana y las cuatro de la tarde porque los rayos de esas horas producen envejecimiento prematuro, resequedad, manchas y hasta cáncer de piel.

Recuerde que hay filtros para pieles sensibles, grasosas, secas y para bebés. Además, tienen fecha de vencimiento, por lo que no es bueno reutilizar uno todo los años sin fijarse si ya caducó.

“Las personas cada vez son más conscientes del cuidado de la piel, sobre todo del uso del filtro solar, pero para cuidar la piel integralmente no basta con usarlo, se debe tener una rutina diaria y sobre todo en verano se debe ser más intencional en cumplir y hasta mejorar la rutina para evitar daños” comenta Allan Sunikansky, presidente de la Asociación Costarricense de Dermatología (Asoderma).

Acá le contamos algunos mitos en torno al cuidado de la piel para que no siga cometiendo esos errores:

  • Remedios caseros como el vinagre, la leche o el bicarbonato se usan para aclarar la piel, pero en verano más bien pueden tener el efecto contrario y resaltar las manchas que tenga, producirle irritación en la piel o más manchas.
  • Exponerse al sol a cualquier hora. La recomendación de los dermatólogos es evitar las horas peligrosas, cubrirse la cara con un sombrero y usar ropa que le cubra la piel y si puede tener el factor de protección incluido, mejor.
  • Bloqueadores caseros: solo los filtros solares comerciales son recomendables. Aplicarse otras cremas caseras puede ser muy peligroso.
  • La piscina o el mar mantienen la piel hidratada: mentira, siempre hay que bañarse para quitarse la sal o agua clorada de la piel y ponerse una crema hidratante. Tomar abundante agua.
  • El clima caliente ayuda a secar el acné: mentira, el calor más bien provoca que la piel produzca más sebo que mezclado con la sal y arena puede irritar. Mejor no exponerse al sol para no empeorar la cosa.

Lo ideal es que valore con un médico experto en dermatología cuando aparezca una mancha nueva y evite el sol para no generar nuevas, recomienda el doctor Sunikansky.

Recuerde también usar protector labial con filtro solar para aumentar la cobertura.

Si sabe que va a asolearse, rasúrese o depílese días antes porque los poros se irritan y así evita afectar la piel con los contaminantes de piscinas y mar.

Otro complemento ideal es exfoliarse y limpiar la piel de las impurezas del sudor y el ambiente.

No colocarse el perfume directamente sobre la piel porque al tener contacto con el sol puede irritarla y manchar el área.

6 son las horas más peligrosas para exponerse al sol, de 10 a.m. a 4 p.m.