Franklin Arroyo.28 abril, 2018

Fabrizzio Berrocal es de las pocas personas en Costa Rica que puede meterse al ropero de los diputados de la forma más amistosa posible.

Es tan carga que ni siquiera tiene que salir corriendo, más bien lo buscan y tiene amigos en los partidos Liberación Nacional, Unidad Social Cristiana, Restauración Nacional y Acción Ciudadana.

Lo que pasa es que Fabrizzio es uno de los modistos más reconocidos del país y su fama ha pasado de boca en boca entre políticos y faranduleros, al punto que entre diez y doce diputados le encomendaron el traje que utilizarán este 1° de mayo.

En el 2014 Luis Guillermo Solís le pidió un traje para su investidura y luego de eso, uno que otro más.

Fabrizzio Berrocal ha ganado fama con sus trajes, sobretodo para hombres. Foto Jeffrey Zamora
Fabrizzio Berrocal ha ganado fama con sus trajes, sobretodo para hombres. Foto Jeffrey Zamora

“Desde hace muchos años diseñamos traje a la medida y tenemos buena imagen y reputación de nuestra calidad. Se ha dado una fama que se ha transmitido de boca en boca y que permite que cuando alguien tenga que hacer un traje, una camisa especial, nos buscan. Hay otras opciones, muy buenas, pero nos hemos posicionado muy bien”, expresó el diseñador.

Reglas que cumplir

Berrocal dijo que para esas actividades, los diputados no pueden ir vestidos con colores estrafalarios, ni con mucho accesorio, pues deben cumplir un protocolo. Fabrizzio ha recibido algunos pedidos que se salen de la vestimenta formal y ha tenido que sugerir los cambios.

En ese punto llama la atención el caso de Ligia Fallas, diputada del Frente Amplio, que nunca respetó los códigos de vestimenta, ni en las actividades oficiales ni a la hora de ir al plenario.

“En esta ocasión se va a seguir un código de traje negro con camisa blanca y corbata plateada. Algunos llevan alguna textura en el traje, algún punto o rayita, pero muy sobrio”, dice el experto.

Explica que algunos diputados le pidieron detalles que se ajustan a la formalidad de la ocasión. “Algunos llevan bordado el nombre en el forro interno del saco y otros escogen un forro más atrevido, con algún diseño más allá del negro, tal vez un gris con algún patrón especial”.

El presi se apuntó un diez con el traje que usó en el traspaso del poderes, hace cuatro años, con un traje de Fabrizzio Berrocal. Foto: LUIS NAVARRO
El presi se apuntó un diez con el traje que usó en el traspaso del poderes, hace cuatro años, con un traje de Fabrizzio Berrocal. Foto: LUIS NAVARRO

Contó que hace cuatro años un diputado le pidió un traje gris claro y él le sugirió que fuera negro.

Aunque se especializa en trajes para hombre, en esta ocasión una diputada le pidió el traje; se trata de María Vita Monge, del PUSC, que usará un traje negro de enagua y saco negro y blusa blanca. “En lo que tal vez rompa con el protocolo es que yo uso siempre falda abajo de la rodilla y entonces me verán con una enagua un poquito más larga de lo que piden”, dijo Monge.

Berrocal sugirió a los caballeros llevar zapatos de amarrar, negros, tipo Oxford, y las mujeres negros y cerrados.

Orgullosamente tico

Berrocal no es la única opción. Hay otros modistos de gran prestigio y que también fueron buscados por su creatividad para hacer los trajes para este 1° de mayo.

Paola Valladares, de Liberación, le dejó su traje a Donato, otro artista nacional que empieza a emerger con sus diseños.

“Los trajes del 1° 2 y 8 de mayo de mayo los hará él. Es un modisto paraiseño, de Cartago. Estoy convencida que en Costa Rica hay diseñadores increíbles y es una forma de promoverlos. Yo iré con un vestido de una sola pieza”, dijo Valladares.

Ligia Fallas es la principal opositora al protocolo y el formalismo. Foto: Melissa Fernández.
Ligia Fallas es la principal opositora al protocolo y el formalismo. Foto: Melissa Fernández.

Ivonne Acuña, de Restauración Nacional, dijo que atenderá los formalismos que recomendó la Asamblea y reveló que irá con un vestido negro. “Me lo regalaron”, dijo brevemente.

Uno que sí conoce lo que es el protocolo es Roberto Thompson, al que hasta hace unos días, solo le faltaba el tallaje para quedar totalmente listo.

“Uno recibe tantas invitaciones que puede creer un poquito por los lados. Pero todo está listo. Solo falta el tallaje. Respetaré el protocolo”, dijo el verdiblanco.