Redacción .11 mayo

Si todo sale bien, el lunes 13 de julio las aulas se llenarán de estudiantes otra vez, sin embargo, no lo harán todos al mismo tiempo.

La idea del Gobierno es que para después de vacaciones de medio año, que van del lunes 29 de junio al viernes 10 de julio, puedan regresar a clases algunos años lectivos.

Escuelas como la Abraham Lincoln de Alajuelita, volverá a abrir sus puertas a los estudiantes el próximo lunes 13 de julio. Foto Rafael Pacheco.
Escuelas como la Abraham Lincoln de Alajuelita, volverá a abrir sus puertas a los estudiantes el próximo lunes 13 de julio. Foto Rafael Pacheco.

La ministra de Educación, Guiselle Cruz, ese regreso deberá ser gradual, o sea, no todos los estudiantes al mismo tiempo, ni todos los niveles, sino que será paulatino (en horarios y días escalonados) y controlado (dependiendo de factores como cantidad de casos activos en la comunidad educativa).

Los centros educativos están cerrados desde el 17 de marzo del 2020, como consecuencia de la pandemia por el COVID-19.

No es fácil

Llenar las aulas de alumnos no es una tarea fácil, hablamos del regreso de 1.100.000 estudiantes a 4.471 centros educativos en todo el país.

Para lograr que todo salga puras tejas, el Gobierno desarrolló una aplicación tecnológica, también creó una decena de protocolos relacionados con el control del ingreso y permanencia en los centros educativos, la alimentación e incluso, la limpieza y desinfección de los centros de estudio.

Así mismo, se le dará prioridad a los contenidos esenciales sobre los que deberán enfocarse los programas de estudio y las formas de evaluación y promoción que deberán adoptarse. Este análisis incluye las diferentes modalidades, como la educación de adultos.

La propuesta del regreso a las aulas será sometida, además, a dos comisiones: la primera integrada por representantes del Consejo Superior de Educación, el Estado de la Educación, el Consejo Nacional de Rectores (Conare) y el Consejo de Educación Superior Privado (Conesup).

Además, la Asociación Unidad de Rectores de las Universidades Privadas de Costa Rica (Unire) y representantes de organismos internacionales. La segunda, integrada por la Junta Paritaria de Relaciones Laborales y representantes sindicales.

“La pandemia ha puesto la educación mundial frente al gran desafío del retorno a la presencialidad. Para enfrentarlo en Costa Rica, el Mep ha echado a andar la estrategia Regresar, a fin de volver a las aulas, en apego a los más estrictos protocolos de prevención”, explicó la Ministra.

4.471 centros de estudio se volverán a abrir el 13 de julio.
Por lo pronto los estudiantes de escuelas y colegios seguirán recibiendo clases virtuales. Foto AFP únicamente con fines ilustrativos.
Por lo pronto los estudiantes de escuelas y colegios seguirán recibiendo clases virtuales. Foto AFP únicamente con fines ilustrativos.

El MEP aclaró que el regreso no significa dejar de lado la educación a distancia, con la que se ha venido trabajando, ni el uso de las herramientas tecnológicas.

Un grupo experto de Educación evaluará el impacto que ha tenido la estrategia Aprendo en casa en sus versiones virtual y material.

“La educación a distancia y la presencia en las aulas se van a mantener por tiempo indefinido”, Guiselle Cruz, ministra de Educación.

Los escenarios analizados estarán definidos acorde con las siguientes variables:

  • 1. Cantidad de casos activos en la comunidad donde se encuentra el centro educativo.
  • 2. Condiciones de la infraestructura y transporte donde se respete el distanciamiento social. Menos estudiantes por aula y en el transporte.
  • 3. Diferentes tipos de horarios, días y jornadas.
  • 4. Coexistencia de la educación a distancia y la presencialidad, con la vigencia de las Guías de Trabajo Autónomo con que se ha venido trabajando.
  • 5. Abastecimiento de agua e insumos de limpieza en los centros educativos.
  • 6. Limpieza permanente de escuelas para resguardar la salud de los estudiantes y los docentes.
  • 7. Mantenimiento estricto y sistemático de los protocolos de lavado de manos y estornudo.
  • 8. Ruta de comunicación activa entre docentes, padres y estudiantes.
  • 9. Activación de los protocolos de reincorporación y exclusión.
  • 10. Mantener el sistema actual del abastecimiento de alimentos.
  • 11. Aplicación de nuevos paradigmas de evaluación y promoción.
  • 12. Verificación de nombramientos para los docentes requeridos