Redacción .9 julio

La Junta Directiva de la Caja aprobó, la noche del jueves pasado, el plan que marca la ruta para la expansión de las unidades Covid-19 en hospitales de todo el país, así como la preparación de la Torre Este del Calderón Guardia ante la eventual necesidad de utilizarla como centro para pacientes contagiados.

El presidente ejecutivo de la Caja, doctor Román Macaya, confirmó que la Caja dio luz verde a la estrategia que permitirá ampliar la capacidad de respuesta de la institución ante el crecimiento de casos de pacientes covid-19 en todo el país.

Por camas como esta, para enfermos de Covid-19, corre el gobierno en todo el país. Cortesía.
Por camas como esta, para enfermos de Covid-19, corre el gobierno en todo el país. Cortesía.

“La institución viene trabajando desde el inicio de la pandemia para atender el incremento de personas que demandan de hospitalización ya sea en salón, cuidados intermedios o críticos, y con esta decisión se definen las acciones a seguir en los próximos días y semanas” explicó el jerarca.

Macaya dijo que, esta situación por el covid-19 requiere una vigilancia segundo a segundo para valorar los ajustes en la red hospitalaria, así como las cantidades y tipos de equipamiento, recurso humano e insumos de protección personal que garanticen el máximo de atención que se pueda ofrecer para nuevos pacientes.

“El trabajo en red de la Caja es una fortaleza que hoy más que nunca debemos potenciar para que como una sola Caja, podamos satisfacer la demanda de servicios por covid-19 y garantizar la continuidad de los servicios para enfermedades no covid”.

El jerarca si fue enfático en que ninguna expansión hospitalaria será suficiente para responder ante coronavirus, si los ciudadanos no asumen su responsabilidad en acatar las recomendaciones de salud pública, para lograr bajar la velocidad de aumento de los casos.

Plan Expansión

Por su parte el doctor Mario Ruiz Cubillo, gerente médico de la Caja, detalló que el plan aprobado se denomina Expansión y marca el cambio en la fase II de espacios en hospitales nacionales de forma que se pueda contar con más camas de salón, así como unidades de cuidados intermedios e intensivos para suplir la necesidad producto de la emergencia que enfrenta el país.

La Torre Este del Hospital Calderón Guardia, que se desean países de primer mundo, estará al servicio de la guerra contra el Covid-19. Cortesía.
La Torre Este del Hospital Calderón Guardia, que se desean países de primer mundo, estará al servicio de la guerra contra el Covid-19. Cortesía.

“Se ha venido planificando por etapas la respuesta ante la pandemia. Este plan contiene las labores que se implementarán de manera gradual según vayan aumentando las demandas de atención hospitalaria y atención critica. En este momento estamos a punto de agotar la primera etapa, que es la respuesta con la capacidad ordinaria, y estamos trabajando ya para entrar a la fase dos, denominada de capacidad expandida en hospitales nacionales” dijo Ruiz.

El médico explicó que el CEACO fue la respuesta justa en el momento en que nos encontrábamos en la etapa pandémica de transmisión por conglomerados o clústers y que este fue un recurso esencial en esta lucha contra el covid.

“Permitió atender en un lugar exclusivo los casos y reducir así el riesgo de infección en otros hospitales, así estos podían seguir atendiendo otras patologías y además se hacía un uso más eficiente del recurso humano, financiero y equipos de protección”, agregó gerente.

Más camas

Así, los hospitales San Juan de Dios, Calderón Guardia y México, darán paso a un crecimiento de sus unidades para atención Covid-19 mediante la reconversión de camas en salón y la habilitación de espacios nuevos para UCI.

Por ejemplo, el San Juan de Dios que actualmente tiene 7 camas UCI para Covid-19 y 30 de cuidados moderados, suma 9 camas UCI y 12 de moderados. Esto lo harán reconvirtiendo salones con los que cuentan actualmente.

Los análisis masivos como el de Alajuelita seguirán realizándose. Foto Rafael Pacheco.
Los análisis masivos como el de Alajuelita seguirán realizándose. Foto Rafael Pacheco.

En el hospital México donde se tienen actualmente 12 camas UCI y 22 de manejo moderado, se agregarán 10 camas UCI y 30 de cuidado moderado.

Finalmente, en esta etapa II, el Calderón Guardia añadirá hasta 24 camas UCI y 15 de manejo moderado.

Con esto, la Caja obtendrá en esta fase de expansión una capacidad adicional de 43 nuevas camas UCI y 57 camas de manejo moderado.

Fase 3

La Fase III de este plan se denomina capacidad extraordinaria. Aquí el San Juan de Dios sumaría hasta 18 camas más de UCI, el México 10 UCI y 15 de moderados y el Calderón Guardia sumaría 64 camas UCI.

Con el plan diseñado por las gerencias y directores de hospitales, la Caja alcanzaría un total de hasta 159 camas UCI y 134 camas de manejo moderado para coronavirus.

La estrategia contempla además las tácticas referentes a dotación de insumos de protección personal, infraestructura, tecnologías de la información, equipo médico y talento humano que permitan hacer frente a la evolución de la pandemia, que a este jueves 9 de julio, presenta 120 hospitalizados, 14 de ellos en cuidados intensivos.

A partir del 8 de junio se ha evidenciado el crecimiento en 6 veces los nuevos ingresos diarios en el periodo de una semana, pasando de 2 a 13 ingresos diarios en promedio, así como la estancia promedio en salón de 9 días y 17 días en UCI.

Lo aprobado por la Junta Directiva de la Caja incluye acciones tendientes a mantener la atención de patologías no Covid-19 en los hospitales regionales y periféricos. De esta forma el hospital San Rafael de Alajuela apoyará al México con pacientes que no presenten enfermedad covid, el Max Peralta al Calderón Guardia y el San Vicente de Paul al San Juan de Dios.

Torre Este del Calderón

Las 64 camas UCI nuevas que el Calderón Guardia sumaría eventualmente son gracias a la preparación que está realizando la Caja para habilitar lo más pronto posible algunos pisos de la nueva Torre Este de ese hospital y que se encuentra en su etapa final de construcción.

Esta obra podría habilitarse, de ser necesario, como una ayuda de emergencia más para el manejo de personas que requieran hospitalización por covid-19.

O ponemos de nuestra parte o por más camas que se encuentren, no alcanzarán. Foto Rafael Pacheco.
O ponemos de nuestra parte o por más camas que se encuentren, no alcanzarán. Foto Rafael Pacheco.

El doc Macaya explicó que dependiendo de la necesidad se podrán utilizar hasta cuatro de los siete pisos de la Torre Este para el internamiento de pacientes positivos.

“Se trata de los niveles 4, 5, 6 y 7 que están en la etapa final de su edificación y que que permitiría habilitar inicialmente unas 64 camas UCI en un área aproximada de 11 400 m2.” dijo Macaya.

Ante la posibilidad de utilizar cuatro de los siete pisos de la Torre Este para abordar a los pacientes con covid-19, la Caja afina detalles en la infraestructura, equipamiento, insumos y talento humano.

La Torre Este del hospital Rafael Ángel Calderón Guardia tiene un área total de 20.708 metros cuadrados distribuidos en 7 pisos y representa una inversión de $82.204.097.00 (47.932 millones de colones).

Se entrega bajo la modalidad de llave en mano, es decir, incluye equipos médicos como camas, cunas, incubadoras, rayos x, abanicos, equipos de signos vitales y otros.

El gerente médico destacó la enorme labor que realiza la Caja para asegurar una cama hospitalaria a quienes lo requieran en esta emergencia, “la institución es una sola, estamos unidos y poniendo nuestro mayor esfuerzo entre los colaboradores de las diferentes gerencias, comenzando por las máximas autoridades institucionales”, dijo Cubillo.