Nacional

Embarazada en tiempo de pandemia: “Uno pasa muy estresado por el virus”

Dos mamitas nos cuentan la experiencia de estar embarazadas en tiempos del covid-19

Entre el miedo al contagio y el amor a sus hijos, dos mamitas nos cuentan la experiencia de estar embarazadas en tiempos de pandemia.

Stephanie Lucía Hidalgo Sarmiento es un milagro. Ella nació el pasado 20 de enero a pesar de que su mamá, Kathya Sarmiento Cano, vecina de El Roble de Puntarenas, había descartado quedar embarazada debido a problemas de salud.

Lo curioso es que Kathya quedó embarazada en marzo (el 6 de marzo del 2020 se anunció el primer caso de contagio de covid-19 en el país), aunque ella se dio cuenta que estaba en cinta el 23 de mayo, momento en el que ya tenía un mes y varios días de tener a Stephanie en su vientre.

Kathya Sarmiento Cano y Manfred Hidalgo Zúñiga, tuvieron a Stephanie Lucía Hidalgo Sarmiento, a las 2:38 de la tarde del 20 de enero del 2021.

“Mi hija es un milagro. Soy diagnosticada con infertilidad femenina por tener ovarios polimicrofolicurales (con muchos quistes), de hecho, ya había descartado por completo tener hijos. Sabía que era yo la del problema y por eso ni usaba métodos anticonceptivos.

“Lo último en lo que pensamos mi marido (Manfred Hidalgo Zúñiga) fue quedar embarazados en tiempos de pandemia, la verdad, cuando nos dimos cuenta fue un impacto muy fuerte, un susto muy grande. Se sabía tan poco del covid-19 y sus efectos en mujeres embarazadas que duramos como un mes en asimilar la noticia, quedamos en shock”, nos cuenta la porteña.

Gran estrés

Este matrimonio se estresó mucho. “Todos los días pensando en qué va a pasar, que ya nada era igual, sin poder salir, los dos trabajando, el miedo diario a infectarnos, uno anda algo desesperado en la calle”.

Para culminar el drama, en octubre del año pasado recibieron la noticia que nunca quisieron escuchar, por medio de una llamada telefónica de la clínica de Barranca: “Su examen salió positivo de covid-19”.

Kathya Sarmiento Cano y Manfred Hidalgo Zúñiga, tuvieron a Stephanie Lucía Hidalgo Sarmiento, a las 2:38 de la tarde del 20 de enero del 2021.

“Fue el segundo gran susto. Por más que me cuidé, fui la que se contagió primero. Debió haber sido en el bus, porque me tocaba ir a trabajar en bus. Después se contagió mi esposo.

Aumentaron los miedos y por más que buscaron información en Internet, casi no había nada, porque los estudios eran escasos sobre los efectos que tenían los bebés cuando una embarazada se contagia de covid-19.

“Una piensa de todo. Si esa enfermedad afectará al bebé, si afectará el tiempo normal del embarazo y nacerá prematuro, en fin, el susto es doble, uno pasa muy estresado por el virus y mucho más contagiada”, reconoció.

“Gracias a Dios, a los 2 y 38 minutos de la tarde del 20 de enero pasado nació mi hija completamente normal, por dicha mi esposo pudo estar en el parto en el hospital Monseñor Sanabria de Puntarenas.

“Todo fue perfecto, fue un parto normal. Ella venció el covid-19 en mi pancita, además, fue un milagro para una mujer que había sido descartada por los doctores para embarazarse. Ya con ella en nuestros brazos los sustos grandes pasaron, somos demasiado felices”, dijo la mamita.

63 mil nacimientos

En el 2020, de acuerdo a los datos oficiales del Registro Civil, nacieron 63.183 bebés: 6.105 en enero; 4.192 en febrero; 2.547 en marzo; 2.615 en abril, 4.012 en mayo; 4.705 en junio; 5.511 en julio; 5.277 en agosto; 2.456 en setiembre; 9.335 en octubre; 8.824 en noviembre y 6. 604 en diciembre. Aproximadamente 53 mil nacieron en época de pandemia.

Justo en el mes en que más nacimientos se registraron en el 2020, octubre con 9.335, nació (6 de octubre) una preciosura herediana llamada Nahara Carballo Miranda, quien llegó al mundo a las 5:15 de la tarde. Su mamita, Verónica Miranda Gutiérrez y su papito, Jeiko Carballo Zumbado, la esperaron ilusionados, pero llenos de estrés.

Kathya Sarmiento Cano y Manfred Hidalgo Zúñiga, tuvieron a Stephanie Lucía Hidalgo Sarmiento, a las 2:38 de la tarde del 20 de enero del 2021.

“El susto nos llegó cuando nació. Sentimos que ahora sí era más complicado todo porque uno piensa en ella, en no contagiarla. Siempre fuimos de cuidarnos mucho, pero con el nacimiento todo aumentó al triple.

Cuidados extremos

“Solo la familia más cercana la pudo conocer y todos bien protegidos, de larguito y sin tocarla. Uno se estresa más con ella en los brazos, está más pendiente de quién entra y quién sale, si se están cuidando bien, en fin, nuestro estrés arrancó con el nacimiento”, explica.

Verónica Miranda Gutiérrez y Jeiko Carballo Zumbado, tuvieron el 6 de octubre del 2020 a Nahara Carballo Miranda

A Jeiko no le tocó la misma suerte que a don Manfred. Nahara nació en el hospital San Vicente de Paul de Heredia y a él no lo dejaron entrar, tuvo que dejar a Verónica en la acera e irse.

“Yo llegué muy dilatada y en esos momentos uno necesita a una persona cercana a la par para que lo acompañe, en verdad me hizo mucha falta. A la hora de tener a mi bebé el hospital se sacó una nota de cien por ciento con todos los protocolos higiénicos, me sentí muy segura y todos estaban muy bien protegidos”, asegura la mamá herediana.

Verónica Miranda Gutiérrez y Jeiko Carballo Zumbado, tuvieron el 6 de octubre del 2020 a Nahara Carballo Miranda

Un día después de que nació Nahara a doña Verónica le dieron la salida y fue a eso de las seis de la tarde que el papá por fin pudo conocer a su bebé.