Franklin Arroyo.1 julio

La Cámara de Industrias pidió al Gobierno de la República que aplique la ley y abra las carreteras porque las pérdidas que tiene el sector son de hasta diez millones de dólares por día (unos 6 mil millones de colones

Esta acción de bloqueo es ilegal. Foto de Reiner Montero
Esta acción de bloqueo es ilegal. Foto de Reiner Montero

Don Francisco Ortiz, director ejecutivo de la Cámara Nacional de Transportes de Carga, aseguró que se están perdiendo entre 7 mil millones y 9 mil millones de colones por día entre la verdura, fruta y productos perecederos que hay en la calle varados en cabezales.

La versión fue reforzada por Laura Bonilla, presidenta de la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco).

“Hay mil contenedores con esos productos varados y se están perdiendo muchos dólares por día”, dijo.

Además, los industriales no contratarán a los transportistas que bloqueen calles.

Juan Rafael Lizano, presidente de la Cámara de Agricultura, dijo que el Gobierno tiene el deber de permitir el libre tránsito y que apenas un camión se ponga a bloquear una calle, actuar de manera inmediata.

“El Gobierno está obligado a garantizar el tránsito, legal y constitucionalmente. No puede ser que cuatro gatos empiecen el cierre y sigan o que un solo camión en la 27 cierre la ruta y que no lo quiten.

"La gente está haciendo lo que le da la gana y nosotros nos estamos matando para pagar salarios a miles de personas trabajadoras”.

Añadió que no entrarán en la discusión política, ni les interesa saber quién lleva razón, lo que ellos quieren es que los dejen trabajar y que miles de costarricenses puedan llevar el sustento a su hogar.

“Deben abrir calles y llevar a los responsables a los tribunales, o sea, alguien se mete a robar a una casa ¿y qué… no pasa nada?”, añadió.

Mientras tanto, la Cámara Norteamericana- Costarricense de Comercio (AmCham) se unió a la petición al Gobierno de que regule el libre paso por las carreteras y garantice la paz social.

A la vez, hizo un llamado a los manifestantes que están atentando contra el orden público a mantener la calma, retomar el diálogo, levantar los bloqueos y todas las manifestaciones ilegítimas que golpean el sistema democrático y a los trabajadores del país.