Por: Bryan Castillo.  Hace 5 días
El objetivo con esta iniciativa es evitar que los niños sean víctimas atropellos. Foto Jeffrey Zamora.
El objetivo con esta iniciativa es evitar que los niños sean víctimas atropellos. Foto Jeffrey Zamora.

Cerca de 18.700 niños, que asisten a escuelas que se ubican cerca de rutas nacionales de gran peligro, recibirán chalecos reflectantes que les ayuden a ser más visibles durante el día, pero sobre todo por las tardes cuando empieza a oscurecer.

La iniciativa es llevada a cabo por la Dirección General de Educación Vial del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT).

De momento se han beneficiado 43 centros educativos, durante el mes de junio se entregaron 11.200 prendas, mientras que para el término de este mes se darán 7.500 más para un total de 18.700.

De acuerdo con Educación Vial estas labores de prevención forman parte de los trabajos por evitar accidentes en carretera.

“Con esta entrega abarcamos toda la población de 43 escuelas, primer y segundo ciclo, entregando a cada escolar un chaleco, poncho o bolso, en un esfuerzo por hacerlos visibles en su rol de peatón, asimismo, consideramos fundamental el papel motivador de los educadores, para que sensibilicen a los niños y niñas en el uso de estos dispositivos que pueden salvar sus vidas”, explicó Hugo Jiménez, director de Educación Vial.

El año anterior esta dependencia invirtió ¢43.5 millones y para este año aumentó a ¢108 millones para la compra de más material preventivo debido a que la población escolar es la más vulnerable a ser víctima de atropellos.

De igual manera la campaña va dirigida a mejorar la cultura vial en el país, por ello, lo más importante es educar a los más jóvenes en estos temas.