Redacción .20 mayo
El matrimonio no ha hecho nada para proteger al pueblo. AFP
El matrimonio no ha hecho nada para proteger al pueblo. AFP

Sin decir nombres, Rosario Murillo, esposa del dictador Daniel Ortega, la agarró contra Costa Rica.

Al hablar por los medios de comunicación oficialistas este martes, Murillo dijo: "Esta situación que está planteada en Centroamérica, donde miles de familias dependen del trabajo honrado de los transportistas centroamericanos y donde se impondrá, estamos seguros, el bien. Es decir, el derecho que tienen las familias de todos los países de Centroamérica a vivir con trabajo, porque nadie está encima de nadie”.

Y siguió: “Vivimos en Centroamérica, no vivimos en Europa. No hay un país europeo y los demás países centroamericanos. Países que se dicen europeos donde se desprecia la identidad y la idiosincrasia de los pueblos originarios. Nos dicen indios...”.

Irresponsabilidad

El gobierno de Ortega ha recibido críticas por resistirse a imponer medidas para controlar los contagios durante más de dos meses desde la aparición del primer caso.

El gobierno ha manejado de manera confusa y restringida la información sobre la pandemia en medio de denuncias que aseguran que muchos supuestos decesos por COVID-19 se diagnostican como “neumonía atípica” o “paro respiratorio”, aunque se ordena su sepultura inmediata siguiendo los protocolos dictados para la actual pandemia.

No se ha llamado a cuarentena y más bien se han promovido veladas de boxeo, desfiles y hace poco terminó el campeonato de fútbol, al que llegaba gente.