Shirley Sandí.16 mayo

Este viernes en horas de la tarde, se dio a conocer el fallecimiento de la primera mujer tica por COVID-19, la novena de 10 pacientes que lamentablemente perdieron la batalla ante el virus.

Los salmos cantados eran los favoritos de doña Mary. Foto: Albert Marín.
Los salmos cantados eran los favoritos de doña Mary. Foto: Albert Marín.

Se trataba de doña Mary Rodríguez, de 58 años, vecina de Tambor de Alajuela.

Su esposo, don Rosmy Quirós, habló con el medio lizethcastro.tv y contó que su pareja sufría un cáncer (linfoma en el intestino delgado) desde enero, y hacía tres semanas le diagnosticaron el nuevo coronavirus. No saben dónde lo contrajo.

Don Rosmy le comentó a Lizeth Castro que a él lo llamaron el viernes del Hospital México, donde estaba internada su esposa y no imaginaba que se trataba del último adiós.

Sentado en un sillón de un salón ubicado a unos cuantos metros de la camilla de su mujer, empezó a cantarle los salmos que tanto le gustaban a doña Mary y que había aprendido en la iglesia donde asisten.

Luego recibió la triste noticia y lo que le dijo a la distancia fue: "ay amor, me ganaste, yo tenía que irme primero, pero Dios te eligió primero a vos”.

“Yo estoy en paz, me da dolor por los chiquillos, pero yo estoy convencido de que mi esposa está en el regazo del Señor”, indicó a este medio. La pareja tiene dos hijos universitarios.

El esposo reconoció que la lucha fue doble con ambas enfermedades y que le había hecho una petición especial a la Virgen de Fátima.

“Ayer que fue el día de la Virgen de Fátima, yo le jalé los chingos. Le dije que o se la llevaba o nos hacía el milagro. Hoy Dios decidió y sus decisiones siempre son de amor. No le reclamo nada. Mari está con Él. Si todos tuviéramos la oportunidad de morir con esa paz. Viera qué hermoso. Esa paz, y la mía, solo pueden venir de Dios porque uno como ser humano… sólo de Dios viene esta paz”, comentó Don Rosmy.