Karen Fernández.18 mayo, 2019
A esta réplica de la Negrita la llamaron la Virgen de los Ángeles del Encuentro. Foto: Cortesía
A esta réplica de la Negrita la llamaron la Virgen de los Ángeles del Encuentro. Foto: Cortesía

En la memoria de José Luis Pereira siempre quedará grabada una fecha: el 5 de mayo del 2015.

Este joven indígena de Katsi, Talamanca, estaba trabajando en la propiedad de su hermano y mientras hacía una zanja para colocar los cimientos de su casa, su pala chocó con algo duro que le llamó la atención.

Eran poco menos de las cuatro de la tarde y decidió empezar a remover la tierra con sus manos para ver de qué se trataba y, después de unos minutos, halló una imagen de piedra con la forma de una mujer con un niño en brazos, de inmediato la asoció con la Virgen de los Ángeles. Estaba a poco menos de un metro de profundidad.

De hecho la imagen, que hoy está al cuidado de la parroquia de Santiago Apóstol de Amubri, en Talamanca, tiene en su cabeza el golpe de la pala.

“Un detalle curioso es que José Luis es Pereira, al igual que Juana, la indígena que se encontró la imagen de la patrona de Costa Rica en Cartago”, explicó el padre Rolando Gutiérrez Zúñiga CM.

La réplica de la Negrita mide 9,5 centímetros de altura, está hecha en piedra caliza y fue sometida a análisis por especialistas en geología, historia y patrimonio del Museo Nacional, quienes la hicieron un tratamiento para que durara más tiempo.

Momento en que la imagen es bendecida por el padre Fabio Flores CM en la comunidad talamanqueña. Foto: Cortesía
Momento en que la imagen es bendecida por el padre Fabio Flores CM en la comunidad talamanqueña. Foto: Cortesía

José Luis cuenta que la colocó sobre un tronco de Laurel y la guardó para llevársela al padre Fabio Flores CM, párroco de Amubri para ese entonces.

Al encuentro

El sacerdote Gutiérrez comentó que la llamaron Virgen de los Ángeles del Encuentro, porque el mismo José Luis dice que salió a su encuentro.

Katsi es uno de los pueblos más cercanos al centro de Talamanca, de ahí que están más empapados de la cultura católica, los misioneros vicentinos son quienes han evangelizado esas comunidades.

“Que la Virgen como tal se aparezca en Talamanca es muy significativo, porque la Virgen siempre ha privilegiado los pueblos más rezagados y abandonados, esta vez no ha sido la excepción.

"Katsi es un pueblo donde sus habitantes no tienen cédula y Jesús, a través de su madre, se hace presente. La aparición de nuestra señora viene a ser como un impulso que le da alegría, motivación y esperanza a Talamanca y a Katsi porque se sienten acompañados por ella”, agregó el padre Rolando.

Esta es una foto en la comunidad de Katsi, donde José Luis halló la imagen de la Virgen. Foto: Cortesía
Esta es una foto en la comunidad de Katsi, donde José Luis halló la imagen de la Virgen. Foto: Cortesía