Nacional

Estamos a 16 años de que las pensiones de la Caja desaparezcan

Si no se hacen cambios urgentes, asegura Román Macaya, en el 2037 se acaba la plata ahorrada y los intereses

Sin mucho mate y muy directo el presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social, Román Macaya, aseguró que si seguimos como hasta hoy con el Régimen de Pensiones de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), la platica se acabará en el 2037, dentro de 16 años.

Macaya lanzó la sentencia de muerte del IVM este 2 de junio en una conferencia virtual para periodistas que realizó el equipo técnico de pensiones, en la cual explicaron las propuestas que están haciendo para evitar tener que hacerle un novenario a las pensiones de la Caja en el 2037.

Con base en lo que explicó Macaya le contamos cómo está el arroz con el tema de las pensiones.

¿Por qué las pensiones de la Caja están enfermas?

Aclaró Macaya que hay una mezcla de dos situaciones, la primera, que el promedio de vida del tico aumentó, además, bajó tremendamente la cantidad de nacimientos por año; en resumen: más abuelitos y menos bebitos, entonces, cada vez hay más abuelitos pensionándose y habrá menos personas alimentando con su aporte al IVM.

¿Cómo se puede resumir la salud de las pensiones hoy día?

Según explicó Masaya, cuando las pensiones están bien pochotonas, lo que cotizan las personas al IVM alcanza para pagarle las pensiones a los abuelitos y hasta sobra plata para ahorrarla y ganar intereses, entonces, y mes a mes aumenta ese ahorro gracias a los intereses ganados.

El régimen se comienza a enfermar cuando lo que cotizan las personas no alcanza mensualmente para pagar las pensiones de los abuelitos y se debe comenzar a meterle mano a los intereses y así ajustar lo que se debe pagar mensualmente en pensiones.

Se pasa de estar enfermo a estar realmente grave cuando al IVM ya no le alcanza ni con meterle mano a los intereses para pagar mensualmente las pensiones y debe meterle mano también a los ahorros.

Al 3 de junio del 2021 ya el país le está metiendo mano a los intereses para poder salir mes a mes con las pensiones.

En el 2030, explica Macaya, de seguir igual, no alcanzará con los intereses y se le tendrá que meter mano a los ahorros, pero esas reservas solo alcanzarán para 7 años más, por eso, en el 2037 se acabará la plata y apague y jale con las pensiones.

Para evitar la muerte del IVM la Caja propone: eliminar gradualmente la pensión anticipada (61 años y 11 meses para hombres y 59 años y 11 meses para mujeres) sin costo a partir del 2025, se mantiene la edad de pensión a los 65 años, que está desde 1947; calcular la pensión con los mejores 25 años de salarios cotizados en toda la vida laboral. Hoy se utilizan los últimos 20 años y después de 300 cuotas (25 años de cotización) la persona recibirá un 1% por cada año adicional.

¿Cómo se come esto de un 1% por cada año adicional?

Muy sencillo, si este 2021 a un breteador le tocaba ya pensionarse con, por ejemplo, 300 mil colones mensuales, pero decide no acogerse a la pensión y seguir breteando, por cada año adicional que siga trabajando se le suma ese 1% a los 300 mil colones, o sea, tres rojitos más por año a la pensión de tres tejas.

Estas propuestas se tienen que analizar y discutir para ver cuál se aprueba. El tema aqu, según Macaya, es que ahora todo urge y mientras más nos atrasemos, más cambios fuertes habrá que hacer. Ya la tumba de las pensiones tiene la fecha puesta: 2037.