Karen Fernández.13 mayo

En nuestros celulares y redes sociales almacenamos montones de información personal.

Fotos, videos, bretes de la universidad o del trabajo, correos electrónicos, conversaciones de WhatsApp, es parte de lo que se puede tener al entrar en un smartphone.

A Carlos
A Carlos "Coto" Hernández le robaron su celular y le preocupa que salga a la luz información personal. Foto Cortesía

Por eso algunos podrían volverse locos si su celular o alguna de sus redes sociales cae en las manos equivocadas, algo como lo que está viviendo el excombatiente Carlos Andrés “Coto” Hernández, a quien la semana pasada le robaron su celular en Perú.

De hecho, el musculoso está que se come las uñas de los nervios pues teme que salgan a la luz pública sus fotos, videos y conversaciones privadas.

Para que a usted no le pase lo mismo, hablamos con el abogado Jaime Jiménez, de Sfera Legal, y con el experto en seguridad informática, Claudio Valverde, director académico de la UCenfotec. Ambos nos dieron algunos consejos en cuanto la información que se maneja en redes sociales y en los celus.

Primero conversamos con el experto en leyes:

- ¿Qué pasa si alguien publica o comparte las fotos que se encuentra en un celular perdido?

Se expone a una denuncia por el delito de violación de datos personales. No importa si la computadora y el celular en el que se encuentran esas fotos es de uso compartido con su esposa (o esposo), eso no le da derecho a ninguno de los dos a divulgar la información del otro. Podría ir hasta a 4 años a la cárcel.

- ¿Qué puede hacer la persona a la que le pasa algo así?

Buscar un abogado que lo asesore. Ir a la Fiscalía a poner la denuncia para que, si no tiene las pruebas suficientes, sea el OIJ quien investigue y tenga las bases para iniciar el proceso penal.

- ¿Y si alguien descarga una foto de una red social y la usa para crear un perfil falso?

Estaría cometiendo el delito de suplantación de identidad. Las publicaciones que se hacen en redes sociales se convierten de alguna forma en datos públicos y se autoriza a compartirlos, siempre que quien lo subiera fuera el dueño de la misma. Si yo subo una foto a Facebook y otra persona la comparte, no hay delito, pero si la baja y crea un perfil falso se expone a ir a la cárcel.

- ¿Qué pasa con los casos de insultos y ataques en redes sociales tan comunes actualmente?

Es un delito contra el honor, como injurias, calumnias y difamación. La calumnia es cuando se dice una mentira de una persona. La difamación es cuando se le atribuye haber cometido un delito a otra persona, como cuando digo es que fulanito me robó y, si eso resulta falso, es una difamación. Injuria es hablar mal de una persona.

Cuando usamos las redes sociales debemos tener cuidados especiales con lo que compartimos. Foto: Archivo.
Cuando usamos las redes sociales debemos tener cuidados especiales con lo que compartimos. Foto: Archivo.
Cuidados en WhatsApp

WhatsApp es de las aplicaciones favoritas de los ticos, por eso también merece un apartado y acá es cuando Claudio Valverde nos orienta.

- ¿Puede compartir una foto, audio o video que le envíen por WhatsApp?

No, cuando una información se me transmite en un chat o un grupo de Whatsapp, la persona que la manda solo está autorizando a usarla dentro de ese chat o grupo, si yo la paso a otros estoy compartiendo información personal que es un delito.

Mucha gente comparte la información sin tomar en cuenta las consecuencias. Y como se guardan las conversaciones y datos que se mandan, esas mismas sirven de prueba de que se rompió ese círculo de confianza.

- ¿Y en el caso de imágenes de accidentes que se distribuyen a otros chats?

Compartir imágenes de accidentes también es penado. Depende mucho de la foto, pero puede ser una violación a la imagen de la persona y máxime si son grotescas.

“La seguridad en redes sociales no es un asunto tecnológico, sino más bien de cultura personal, pues comparten información sin tener cuidado”, Claudio Valverde, UCenfotec
¡Nunca!

Un consejo fundamental es nunca publicar información personal en sus redes sociales.

“La gente publica en sus redes sociales dónde están, qué hacen, con quién están, si están en el banco, el cine, si pasean con sus mascotas y sus nombres porque consideran que a nadie le interesa, pero eso los puede poner en peligro”, explicó Valverde.

Hay delincuentes pendientes de la información que usted comparte para hackear su información y hasta extorsionarlo. Foto: Shutterstock
Hay delincuentes pendientes de la información que usted comparte para hackear su información y hasta extorsionarlo. Foto: Shutterstock

Incluso, el experto recomienda nunca mandar su número de cédula, dirección o número de cuenta bancaria por WhatsApp, porque otra persona podría compartirlo con alguien más.

Con esta información, los ciberdelincuentes pueden adivinar sus claves y vaciar sus cuentas, hackear sus redes o hasta extorsionarlos, por eso lo mejor es no compartir ese tipo de información.

“Las redes son para compartir ideas o situaciones generales, publicar que no está en casa le dice a los delincuentes que pueden ir a robarla”, agregó el director académico.

Explicó que no importa el antivirus que tenga, si usted no mide y cuida lo que comparte con los demás.

“Lo que tenemos en nuestro teléfono está vulnerable cuando lo llevamos a reparar o nos lo roban. Ahí van las claves y los accesos porque las guardamos para no tener que escribirlas y estamos a expensas de que usen esa información”, finalizó Valverde.