Rocío Sandí.29 marzo

El cuidar a sus niños en todo momento, ya sea en casa o de paseo, es la clave para evitar que la Semana Santa se convierta en una tragedia.

Médicos de la Caja (CCSS) recuerdan que el descuidar a los pequeños, aunque sea un momento, podría ocasión ahogamientos, quemaduras, intoxicaciones, ataques de animales o caídas graves, por eso la importancia de tenerlos bajo la lupa en todo momento.

Si sale a pasear no deje a sus hijos alejarse ni estar solos en la playas, piscinas o ríos. Foto: Albert Marín.
Si sale a pasear no deje a sus hijos alejarse ni estar solos en la playas, piscinas o ríos. Foto: Albert Marín.

El doctor Germán Guerrero, cirujano pediatra de la unidad de Trauma del hospital Nacional de Niños (HNN), enfatizó en que la mayoría de estas situaciones tan dolorosas se dan por falta de cuidado o distracción de los papás.

“Evitemos más niños quemados y caídos, una quemadura o un golpe no son un accidente, son ausencia de prevención”, resaltó el especialista.

Por su parte, la doctora Olga Arguedas, directora del HNN, dijo que las quemaduras en niños siguen siendo frecuentes y detalló que 90 de cada 100 ocurren en las casas.

La principal causa de quemaduras en chiquitos la ocasionan los líquidos calientes como el agua, leche, sopa, té, café, aceite, chocolate, entre otros.

Solo en los primeros dos meses del años 43 menores quemados estuvieron internados en el Hospital Nacional de Niños por lesiones graves
Consejos

Las autoridades dieron una serie de consejos para evitar emergencias.

Con respecto a las quemaduras dijeron que es conveniente que los menores no entren a la cocina; además, nunca se deben manipular cosas calientes cuando se tiene un niño alzado y siempre se deben recoger los cables de ollas y dejar hacia adentro las manillas de objetos como sartenes. Evitar el uso de manteles largos es otro de los consejos.

Este niño sufrió una quemadura provocada por el manzanillo de playa. Foto: CCSS.
Este niño sufrió una quemadura provocada por el manzanillo de playa. Foto: CCSS.

Para evitar los ataques de animales detallaron que es importante tener en cuenta que nunca se debe dejar a un bebé o a un niño pequeño solo con un perro. Además, los papás deben enseñarle a los chiquitos a respetar a los animales en general, como caballos, vacas, gansos, gatos y cabras porque pueden resultar agresivos.

En cuanto a las intoxicaciones lo mejor es mantener medicamentos o sustancias peligrosas fuera del alcance de los pequeños y nunca usar botellas o envases de comida para guardarlas.

En cuanto a los ahogamientos, si va a la playa o a un río lo mejor es que pregunte a los lugareños cómo se comporta la corriente en esas zonas y que los niños siempre estén vigilados al menos por un adulto.

A todos esto debe sumarse la protección contra el covid-19, ya que el no usar mascarilla, romper el distanciamiento social y no lavarse constantemente las manos puede hacer que cualquier miembro de la familia se contagie de coronavirus.

El Centro Nacional de Intoxicaciones tiene un número telefónico habilitado las 24 horas para atender emergencias, es el 2223-1028.