Keyna Calderón.3 junio, 2019

El amor entre Macha y Negro, dos zaguaticos de Cartago, logró imponerse ante la adversidad y la mañana de este domingo se juraron amor eterno en una linda boda con más de 100 invitados.

Pero no crean que fue fácil, de hecho, la boda fue suspendida dos veces, incluso, algunos invitados llegaron a pensar que Macha iba a quedar vestida y alborotada; sin embargo, el “abogado”, James José, de cinco años, quien viajó desde Heredia para la actividad, ladró bien duro y la boda se realizó.

La boda de Macha y Negro estuvo puras tejas a pesar de que casi se suspende dos veces. Foto Keyna Calderón.
La boda de Macha y Negro estuvo puras tejas a pesar de que casi se suspende dos veces. Foto Keyna Calderón.

El novio estaba muy nervioso y se puso peor cuando vio llegar a la Fuerza Pública. Una vecina del parquecito de la urbanización Las Brisas, que queda a 300 metros al este de la basílica de Los Ángeles, estaba decidida a que se cancelara el evento y marcó al 911.

Los policías que llegaron estaban decididos a suspender todo por la queja vecinal, pero los organizadores, la Asociación Auxilio Animal de Cartago, tenía todo en regla, había sacado lo permisos y hasta pagaron una platica para poder hacer la boda. Los oficiales al ver que todo estaba en regla dieron media vuelta y se fueron.

Apareció la exnovia

Ese fue el primer gran susto que se llevó Negro, el segundo fue cuando el abogado preguntó si existía alguien que se opusiera a la boda y comenzó a ladrar Kira, una perra que reclamaba el amor de Negro.

Después de dar el definitivo
Después de dar el definitivo "guao", ambos esposos "firmaron" un documento con sus patitas. Foto Keyna Calderón.

La boda se suspendió por segunda vez, para arreglar esa torta; una vez que Kira comprendió que el corazón de Negro ya no le pertenecía y Macha se tranquilizó, porque estaba chivísima, la actividad continuó y por fin Macha y Negro pudieron ladrar su amor por siempre, además, firmaron ese pacto con sus patitas.

Había más de 100 presentes entre personas y sus mascotas, la mayoría miembros de la Asociación Auxilio Animal, que los tiene a cargo y actualmente se encuentran en Casa Cuna, en Residencial Cartago, ahí les dan comida, desparacitantes, antipulgas, tazas para comer y tomar agua, medicamentos (como Atroflex que son para las articulaciones), vacunas, etc. Ya están castrados y a la espera de un hogar.

Una vida juntos

"Casamos a dos perritos que toda la vida han estado juntos, en las buenas y en las malas, que han tenido que enfrentar muchos obstáculos en las calles de Cartago, pero que en agosto cumplen un año de rescatados (fueron sacados de las calles para la romería) y que ahora están en casa cuna protegidos y sin mas necesidades .

“Todo el que deseaba asistir estaba cordialmente invitado y como requisito debía vestir a sus peludos bien elegantes para que pudieran compartir en una ceremonia muy especial ", comentó Gladys Catalán, presidenta de la Asociación.

Hubo muchos regalos, como alimentos y talco antipulgas, pero también una linda pintura de los novios. Foto Keyna Calderón.
Hubo muchos regalos, como alimentos y talco antipulgas, pero también una linda pintura de los novios. Foto Keyna Calderón.

Los ahora esposos tienen 15 años de edad. Su historia de amor nació desde que ellos eran cachorros y andaban solos en las calles de la Vieja Metrópoli, nunca se han separado. Las personas de los negocios que los miraban pasar se encariñaron con ellos y les daban de comer.

Casi siempre andaban por las cercanías de la Corte, el estadio “Fello” Meza y los alrededores del Tecnológico. Como ya eran muy reconocidos, la gente los bautizó con los nombres de Negro y Macha.

Fue un evento que estuvo lleno de alegría, diversión, pero sobre todo de mucho amor. Había actividades para todos los peludos.

La entrada era gratuita y el que deseara podía llevar algún presente para los novios.

Los trajes eran de boda y confeccionados y donados por Peludos Moda Canina.

Llegó hasta un cuilo

Uno de los invitados que destacó por su especie y tamaño fue el pequeño Cuco, un cuilo negro de dos años y medio de edad.

El abogado James José (de traje) tuvo que
El abogado James José (de traje) tuvo que "conversar" con Kira, una exnovia de Negro, que llegó decidida a impedir la boda. Foto Keyna Calderón.

El queque de boda (donado por Mascoricas) no podía faltar, al igual que los regalos (alimento, tazas, cobijas, dinero, medicamentos) y la piñata.

El primer regalo de bodas lo recibieron el viernes por parte de una muchacha que tiene un spa canino, ella los bañó y los dejó bien guapos.

El banquete fue un delicioso arroz con pollo, pozol, repostería para los humanos y queque y helados especiales para los perros.

Si alguna persona desea adoptar esta pareja (deben permanecer juntos hasta que la muerte los separe) o enviar algún regalo de bodas, así como colaborar con los 125 perritos y 10 gatos de la asociación puede escribir al correo auxilioanimalcartago@gmail.com