Nacional

Fantasma de niña del sanatorio Durán sorprende en foto familiar

La dueña de la fotografía está completamente segura que no había nadie atrás al momento de hacer la foto

Escuchar este artículo

Una familia de San José visitó el sanatorio Durán, en Cartago, y sus integrantes se llevaron una sorpresa enorme al ver que en una de las fotos que tomaron aparece, al fondo, una niña sentada en el piso que jamás estuvo ahí.

Hablamos con Rebeca, la dueña de la foto, quien un sábado de verano de hace dos años visitó el sanatorio con su mamá, su novio, la suegra y un primo. Al paseo lo motivó la idea de andar por un lugar que mucha gente considera lleno de energía paranormal.

Una familia de San José visitó el sanatorio Durán en Cartago y entre las fotos que se tomaron descubrieron que en una aparece el fantasma de una niña sentada al fondo de uno de los pasillos

Para evitar cualquier situación molesta, Rebeca solo nos dio el nombre. Cuando la llamamos para hablar de la foto reconoció que le pone la piel de gallina.

“El día que fuimos al sanatorio había muchísima gente, era un sábado. Por cada pasillo que uno iba, también había mínimo diez personas, por eso hacernos fotos en el lugar sin que salieran otras personas fue difícil, pero lo logramos.

“Jamás olvidaré, porque yo tomé la foto, que justo en el pasillo en donde posamos, pasaba y pasaba gente, entonces yo les dije que nos íbamos a esperar a que nadie nos estorbara. Así fue, esperamos tamaño ratillo, por eso estoy totalmente segura de que al momento de tomar la foto no había nadie atrás”, afirma.

Esa foto fue una más de muchas. Rebeca hizo una primera revisión de su celular y no vio nada extraño; de hecho, la foto de la que hablamos le llamó la atención porque quedó muy bonita ya que todos los familiares posaron muy bien.

Una familia de San José visitó el sanatorio Durán en Cartago y entre las fotos que se tomaron descubrieron que en una aparece el fantasma de una niña sentada al fondo de uno de los pasillos

Cuando esta vecina de San José llegó a su casa, se sentó con más tranquilidad y revisó una por una las fotos y fue cuando le pareció ver algo extraño en una, acercó cuanto pudo el fondo de la imagen y de un pronto a otro le entró un escalofrío al ver a la niña sentada al fondo del pasillo.

“Le puedo asegurar dos cosas: que no había nadie atrás de nosotros al momento de tomar la foto y que nosotros no fuimos con niños. Cuando uno anda con chiquitos siempre los tiene cerca y la niña que se ve está sola.

“Lo que hice de inmediato fue mandarles la foto a los familiares para ver si ellos veían lo mismo. Ellos también ven a la niña, pero no creen en fantasmas ni nada de eso, entonces hasta el día de hoy siguen creyendo que de seguro eso fue una chiquita de alguien que se metió en la foto”, dice Rebeca.

Aquella no era la primera vez que Rebeca visitaba el sanatorio. La vez anterior que estuvo lo hizo con un acompañante y esa persona sintió algo muy feo en el mismo pasillo y le dijo “sáqueme de aquí que no puedo ni respirar”. Ella, en cambio, no sintió nada.

Tiempo después de tomar la foto de la que venimos hablando, Rebeca visitó de nuevo el sanatorio y sintió una presencia extraña. “Fue una sensación espantosa que incluso no me dejaba entrar a uno de los cuartos, era como una energía, pero negativa”, explica.

Una familia de San José visitó el sanatorio Durán en Cartago y entre las fotos que se tomaron descubrieron que en una aparece el fantasma de una niña sentada al fondo de uno de los pasillos

Análisis paranormal

La foto llegó a manos de los expertos ticos de Investigación paranormalCR, quienes siguen siempre dos reglas: darle el beneficio de la duda a la persona dueña de la foto y dudar siempre que la foto sea verdadera.

Israel Barrantes, de Investigación ParanormalCR, nos contó que ellos agarraron la imagen tomada por Rebeca y la estudiaron.

“Se le realizó un proceso fuerte de análisis, usamos el estudio 333cr Audiovisual, de nuestro compañero Eyall Logan, quien le aplicó varios filtros con el objetivo de confirmar si había sido alterada de alguna forma, si la niña había sido puesta con algún programa como Photoshop, pero nada, la foto es legítima”, explica Israel.

Una familia de San José visitó el sanatorio Durán en Cartago y entre las fotos que se tomaron descubrieron que en una aparece el fantasma de una niña sentada al fondo de uno de los pasillos. En la foto, Israel  Barrantes de de Investigación paranormalCR

Hay dos cosas que les llamaron mucho la atención a los investigadores: que la niña viste ropa de la época en la cual el sanatorio Durán estaba abierto y que la figura no tiene sombra, algo común en los fantasmas.

Y no contentos con el análisis propio, Investigación ParanormalCr le envió la foto a Luis Merino, de España, un ingeniero en fotografía que confirmó que la imagen no fue manipulada digitalmente.

¿Una niña?

Israel nos cuenta que no es la primera vez que las cámaras captan la figura de una niña en el sanatorio Durán.

“Recuerdo que en el 2011, el canal de cable Syfy transmitió un especial de una semana de todo lo que grabó en Costa Rica, específicamente en el sanatorio, y los investigadores paranormales de ese programa aseguraron que hicieron una fotografía en la que aparece el fantasma de una niña”, recordó.

El programa del que habla Israel mostraba lo filmado en el 2009.

“Grabaron sonidos de voces y enseñaron tres fotos con fantasmas: una cara en una ventana, una silueta en la entrada del sanatorio y la foto más clara, la de una niña sentada en unas gradas”.

Israel nos recordó una nota que publicamos el año pasado, cuando Chris Mckinnell visitó el sanatorio Durán el 15 de febrero. Chris es el heredero de la muñeca maldita Annabelle, la que inspiró las películas de terror “El Conjuro”.

“Chris fue tres veces al sanatorio mientras estuvo en Costa Rica y las tres veces sintió la presencia de un niño y una niña. Eso fue algo que siempre nos dijo con claridad, que en el sanatorio se pasean las entidades fantasmales de un niño y una niña”, asegura Israel.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.