Franklin Arroyo.13 febrero

El fenómeno de El Niño nos pegará con fuerza en el 2019 según adelanta la meteoróloga Irina Katchan, coordinadora del Observatorio Climático del Centro Nacional de Alta Tecnologia (CeNAT-CONARE).

La noticia es preocupante. El Niño es el calentamiento inusual de las aguas del océano Pacífico en la franja ecuatorial del planeta. Genera cambios importantes no solo en el mar, también en la atmósfera y eso junto a otros factores propios de cada zona provoca efectos que pueden ser de sequía o de lluvias fuertes.

La experta explica que la declaratoria oficial del fenómeno tardará algunas semanas, pero dice que en la zona Norte y en el Caribe del país ya han bajado las lluvias.

Según Irina Katchan, los efectos más directos de El Niño en las personas serán escasez de agua para consumir y para la agricultura, más exposición a los rayos del sol, aumento de uno o dos grados en la temperatura con relación al promedio de cada región y disminución de alimentos sacados del mar.

Los granos básicos, como arroz y frijoles podrían ponerse escasos y más caros por el fenómeno. Foto: Archivo.
Los granos básicos, como arroz y frijoles podrían ponerse escasos y más caros por el fenómeno. Foto: Archivo.

La falta de agua es una de las principales causas de preocupación y dice Katchan que si en años recientes se han dado y se dan racionamientos, este año podría ser peor.

“El año pasado no tuvimos suficiente agua para abastecer el país, por lo tanto el déficit de lluvia con altas temperaturas y la mayor demanda nos afectará y creo que va a impactar el precio del agua. Tenemos que contemplar menos disponibilidad de recurso hídrico para satisfacer las necesidades de agricultura y para abastecer a la población”, señaló.

Dijo que usualmente, cuando El Niño nos afecta se dan más lluvias en el Caribe y en la zona norte, pero no ha sido así en lo que llevamos del 2019. “Este año, al igual al 2015, ya es deficitario a estas alturas, no ha llovido donde ya debería estar lloviendo", añadió.

Los efectos
Baja severa de lluvias: Pacífico Norte
Baja moderada de lluvias: Pacífico central y sur
Falta y exceso de lluvias: zona norte
Exceso de lluvias: Caribe
Falta de lluvias: Valle Central

Katchan comentó que en estos momentos es difícil predecir de cuánto será la falta de agua por región, pero no descartó que sea de al menos la mitad.

“No creo que nos agarre desprevenidos. Se han hecho reuniones a nivel Estado desde el año pasado para prever la baja producción y la escasez de agua, pero el mensaje no llega a la población. Uno ve que se sigue derrochando agua. Es importante que la gente sepa lo que va a pasar”.

Dijo que, en el caso del sol, la protección con bloqueador debe extremarse porque casi no hay nubes y que podría pensarse desde ahora en una disminución de alimentos agrícolas, ganaderos y marinos.

Manos a la obra

El Gobierno no se ha quedado de brazos cruzados frente a los retos de El Niño y destinó en el presupuesto de este año ¢5.210 millones para tratar de bajar los efectos del fenómeno.

El viceministro de Agricultura, Bernardo Jaen, dijo que habrá escasez de arroz y frijoles, principalmente. Eso tendría efectos secundarios como aumento de precios y desempleo. “Los productores podrían dejar de sembrar y entonces no requieren peones y, por lo tanto, alguna gente no tendrá trabajo”, explicó.

La pesca en mares y en ríos será afectada por El Niño. Foto: Rafael Pacheco
La pesca en mares y en ríos será afectada por El Niño. Foto: Rafael Pacheco

“Otros cultivos también serán afectados, como los de exportación (melón, sandía, piña) que están en riesgo porque los pozos de agua pueden reducir sus caudales", dijo.

Ya se creó en el país un comité permanente de atención, comandada por la Comisión Nacional de Emergencia y el ministro de Agricultura Renato Alvarado, habló de cinco medidas que se tomarán por la sequía en el Pacífico Norte (Guanacaste) y el Valle Central: alimentación animal, salud animal, asistencia económica, vigilancia agrícola y la adaptación para fincas y productores.

El biólogo marino Mario Espinoza explicó que El Niño puede hacer que haya menos pescado para comer. "El calentamiento de las aguas va a matar a muchos arrecifes coralinos, que son la fuente de alimento de peces, muchos de los cuales los consume el ser humano. La economía de la gente que depende de la pesca puede verse afectada”, dijo.