Karen Fernández.15 diciembre, 2017
La colacha Rosquillita puso a bailar a las asistentes a la fiesta navideña en el hospital La Carit. Foto: Karen Fernández
La colacha Rosquillita puso a bailar a las asistentes a la fiesta navideña en el hospital La Carit. Foto: Karen Fernández

Con villancicos, un san Nicolás, una colacha y un payasito, el Hospital de la Mujer les festejó este viernes la Navidad a 330 pacientes sobrevivientes de cáncer de mama.

"Ellas son parte del programa de Rehabilitación de Pacientes con Cáncer que tiene el hospital desde hace 11 años y con el cual les da acompañamiento a las pacientes para brindarles ayuda psicológica, y devolverles una motivación por la vida", explicó Hannia Garro, coordinadora del programa.

La pachanga arrancó pasadas las nueve de la mañana a un costado del centro médico y en la entrada las participantes eran recibidas con una sonrisa, una etiqueta con su nombre y una manzanita.

Mientras la payasita Rosquillita se dedicó a poner a todas a bailar para que pasaran un rato muy agradable.

Don Kenneth Barrantes se vistió de Colacho para amenizar la fiesta a la que acudió para acompañar a su esposa, quien este año fue diagnosticada con cáncer de mama. Foto: Karen Fernández
Don Kenneth Barrantes se vistió de Colacho para amenizar la fiesta a la que acudió para acompañar a su esposa, quien este año fue diagnosticada con cáncer de mama. Foto: Karen Fernández

Kenneth Barrantes hizo de Colacho y se sumó este año a la causa cuando a su esposa, Nuria Zumbado, le diagnosticaron en febrero de este año, un cáncer de mama. A la señora le ha ido tan bien con el tratamiento que hasta le ayudó a hacer el traje a su marido.

"Me lo detecté mientras me bañaba en una cabina en la que estuvimos por un paseo que hicimos en diciembre a la playa. Yo tenía cita el 2 de marzo, así que aproveché para contarle a la doctora que me atendía y en menos de una semana me estaban dando cita para internarme", recordó doña Nuria.

Como a ella le encantan las manualidades, no solo hizo el traje de su marido, sino que también colaboró con los centros de mesa que adornaron la actividad.