Karen Fernández.8 diciembre

El aeropuerto Tobías Bolaños en Pavas fue el escenario del Open Aviation 2018, una actividad que reunió este sábado a muchísimos amantes de la aviación y estuvo llena de historias inspiradoras de pilotos que contaron cómo llegaron a cumplir el sueño de volar.

Más de 1.500 personas se dieron cita en la actividad organizada por Aerobell y E-Fly en el aeropuerto Tobías Bolaños. Foto: Cortesía
Más de 1.500 personas se dieron cita en la actividad organizada por Aerobell y E-Fly en el aeropuerto Tobías Bolaños. Foto: Cortesía

Uno de los asistentes fue Alberto Cubero Maroto, vecino de Cartago, quien llegó acompañado por su esposa y su hijo de ocho años, a quien le gustaría estudiar aviación en el futuro.

“Me parece una actividad muy familiar e interesante. Fueron muy bonitas las charlas y para los que nos gusta la aviación, aprendimos mucho sobre el paracaidismo, los modelos de las máquinas y los helicópteros. Uno por lo general asocia la aviación a cosas muy simples, pero tiene bastantes detallitos”, aseguró Cubero.

Don Alberto también aplaudió la iniciativa de que pidieran un regalito como entrada para donarlo a las Obras del Espíritu Santo, del padre Sergio Valverde, para las fiestas de Navidad.

Otra que quedó muy contenta fue Melanny Moreno Delgado. Para ella el tener la oportunidad de subirse a una avioneta y a los helicópteros fue muy linda.

Algunos de los asistentes tuvieron la oportunidad de sobrevolar Chepe en avioneta o helicóptero. Foto: Cortesía
Algunos de los asistentes tuvieron la oportunidad de sobrevolar Chepe en avioneta o helicóptero. Foto: Cortesía

“Los premios de las actividades han estado demasiado chivas y me gustó mucho el testimonio de la piloto de Volaris, escuchar esas historias es demasiado inspirador para uno que está estudiando”, indicó la joven de 21 años y vecina de Heredia.

Moreno también aprovechó para invitar a todos los fiebres de la aviación a estar atentos a la actividad del próximo año y les aseguró que no se arrepentirán si van.

El Open Aviation fue organizado por Aerobell Flight School y E-Fly Academy y contó con la participación de poco más de 1.500 personas.

Charlas sobre aerodinámica, instrumentos de vuelo, la labor de los controladores aéreos, el uso de drones, la carrera de piloto de avión y helicóptero, fueron parte de los temas que pudieron disfrutar los asistentes. Además de comidas, juegos, rifas y el coro de niños de la Asociación Obras del Espíritu Santo.

Muchos disfrutaron de vuelos en avión y helicóptero sobre la ciudad de San José, además de rifas de becas en la carrera de piloto y 50% de descuento en la matrícula para quienes se inscribieran en la carrera ese mismo día.

Algunos pilotos contaron su testimonio de cómo llegaron a cumplir sus sueños e inspiraron a otros a seguirlos. Foto: Cortesía
Algunos pilotos contaron su testimonio de cómo llegaron a cumplir sus sueños e inspiraron a otros a seguirlos. Foto: Cortesía

“Les doy gracias a Aerobell y E-Fly Academy por hacer este tipo de eventos, solo el hecho de que estos niños hayan venido a conocer los aviones ya es un gran regalo, se llama justicia social, se trata de que una mano la extienda a la otra", comentó el padre Sergio.