Nacional

FMI aprueba crédito de $1.778 millones a Costa Rica para estabilizar la economía

Este lunes soltaron $296,5 millones de un solo para empezar con lo acordado

El Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó un crédito, de 36 meses, por 1.778 millones de dólares para Costa Rica con la intención de lograr estabilizar la economía del país.

Así lo informó el FMI este lunes, día que también soltó $296,5 millones de un solo, la plata tiene la intención de respaldar la recuperación de Costa Rica y estabilizar su economía, además de asegurar una deuda sostenible.

"El programa formulado por el país, que es respaldado por el FMI, se centra en la implementación de reformas fiscales equitativas para garantizar la sostenibilidad de la deuda y, al mismo tiempo, proteger a los más vulnerables", indicó el organismo.

“De cara al futuro, la agenda de reformas del Gobierno está diseñada para ayudar a promover el crecimiento inclusivo y sostenible, mediante la digitalización innovadora, la mitigación del cambio climático y desarrollar resiliencia”, agregó.

El país espera que la facilidad crediticia le ayude a disminuir un abultado déficit fiscal de 8,3% del PIB. La última vez que Costa Rica registró un déficit fiscal de esa magnitud fue en 1981, cuando alcanzó 9,1% del PIB.

En enero, Costa Rica y el Fondo Monetario Internacional anunciaron que el acuerdo para equilibrar las finanzas del país descartaría privatizaciones o mayores impuestos al consumo o a las pensiones, propuestas rechazadas por la población.

Esa posibilidad desató la furia ciudadana en setiembre y octubre de 2020, con manifestaciones cuando ya la economía estaba golpeada por la ausencia de turismo debido a la pandemia del covid-19.

“(Costa Rica) ha logrado importantes avances en su agenda de reformas fiscales y estructurales en los últimos años, en el marco de su proceso de adhesión a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE)”, comentó el FMI.

Sin embargo, “la pandemia ha golpeado duramente a la economía y ha agravado vulnerabilidades preexistentes, neutralizando los beneficios esperados de la ambiciosa reforma fiscal iniciada a finales de 2018 y generando una cuantiosa brecha de financiamiento”, consideró el FMI.

El organismo proyecta una recuperación económica para Costa Rica en 2021, con un crecimiento del 2,6% del PIB.

Pese a que el país ha sido uno de los primeros en América Latina en iniciar con la vacunación contra el covid-19, "los riesgos para las perspectivas económicas permanecen altos dada la incertidumbre alrededor de la pandemia".

Ante esa situación, el FMI respaldará el programa formulado por Tiquicia, dirigido a garantizar la estabilidad macroeconómica, apoyar una recuperación gradual y avanzar en la agenda de reformas.

El país prevé aumentar los ingresos fiscales mediante un gravamen de 0,5% a las casas consideradas de lujo y el traslado al fisco de hasta 30% de las utilidades de 14 empresas estatales, una medida que regirá durante cuatro años para recaudar 0,2% del PIB cada año.

El Congreso también tiene en discusión un proyecto de ley de empleo público para ordenar los salarios en el sector estatal, al que se atribuye gran parte del desequilibrio fiscal de Costa Rica.

Como parte de sus esfuerzos de ahorro, el país puso en vigor una ley que corta fuertemente los aportes estatales a los partidos políticos para la campaña electoral del 2022.